Miembros de la directiva y de la primera plantilla del CD Ibiza posan unidos, ayer en la sede del club, en el bar del estadio de Can Misses. | Arguiñe Escadón

0

El nuevo proyecto del CD Ibiza fue presentado ayer de forma oficial en el estadio de Can Misses por medio de Toni Roldán, Rubén Melo y Lolo Hernández, miembros de la comisión deportiva. Todos ellos estuvieron acompañados por buena parte del plante de la próxima temporada, que se ha reforzado con buena parte de los integrantes del Sant Jordi del pasado curso.

Los directivos que se marcharon en el transcurso de la campaña anterior han vuelto y, en palabras del vocal Toni Roldán, la actual junta asumirá «toda la deuda. «Estamos evaluando cuánto es. Sea la que sea, la asumiremos y daremos la cara en todos los sitios donde se deba dinero. Partimos de menos algo, pero no sabemos la cantidad. Estamos intentando hablar con la gente a la que se le debe una cantidad del último mes. Llegaremos a un acuerdo con todos. Vamos a cumplir absolutamente con todo», explicó poco antes de comentar sobre el sector italiano que se iba a ‘apoderar’ del club a finales de la campaña anterior que «de esos señores no hablaremos nada».

Roldán aseguró que el proyecto no vende humo: «No pretendemos subir ni a Segunda ni a Primera. Es un proyecto de tres años. Queremos hacer un buen papel en Regional con un equipo que va a ser competitivo, de los mejores». El directivo aseguró que los futbolistas jugarán gratuitamente: «Ellos han decidido ayudar a que el CD Ibiza siga adelante y sea la referencia de la isla. Quiero dejar muy claro que ninguno ha exigido cobrar ni un euro. Ninguno de los jugadores que están en el Ibiza cobra un euro».

Lolo Hernández, entrenador del equipo, comentó que uno de los objetivos es fomentar la base: «Es un reto precioso. Iniciamos una andadura y espero que lleguemos alto, con una base de niños aquí. Espero que marquemos un poquito la tónica del fútbol ibicenco». Sobre sus jugadores del primer equipo, dijo que «no es tan destacable que vengan sin cobrar, que lo es, sino la predisposición y el querer que tienen hace estos colores y proyecto».

Por su parte, Rubén afirmó que se ha formado «una familia muy grande». «Los jugadores van a tirar del carro y nosotros nos encargaremos de salvar la deuda que tenemos», agregó.