0

El Club Deportivo Islas Pitiusas envió ayer un escrito a la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) para impugnar la inscripción de la Unión Deportiva Ibiza-Eivissa. La entidad de Pepe Vidal esgrime cinco razones.

Según el documento, Pepe Vidal y Juan Vicente Roig, presidente y secretario del CD Ibiza respectivamente, así como el resto de directivos manifiestan «su asombro e indignación por la anómala y trasnochada inscripción de la UD Ibiza-Eivissa». La consideran anómala «porque no se efectuó de acuerdo a la legalidad vigente y a los estatutos de la FFIB»; y trasnochada, «porque se realizó en el más estricto secreto, como si tuviera que esconder algo que ni queremos imaginar».

El CD Ibiza recuerda que «el día 7 de junio de 2010 se procedió a decretar la disolución de la UD Ibiza» y que «un club liquidado no existe y, por tanto, no se puede reflotar». También entiende que «para inscribirse en la FFIB se tendrían que haber llevado a cabo los trámites que en su día se nos exigió, como la solicitud de nombre al Registro de Entidades Deportivas del Govern balear, confección y presentación de los estatutos, comunicación de la composición de la junta directiva, colores y escudo del club, dirección de la sede social, autorización municipal para jugar en el estadio de Can Misses o Can Cantó, así como el abono de las cantidades económicas propio de los derechos federativos y de la mutualidad».

El CD Ibiza denuncia que «para más inri, el propio secretario de la FFIB, don Manel Bosch, lo admitió ante los medios de comunicación al manifestar que no sabía quienes integraban la junta directiva, donde tenían la sede social, en qué campo iban a jugar e incluso se permitió la licencia de autorizar una prórroga hasta el 31 de agosto para hacer efectivo lo que el club liquidado había dejado de pagar a la federación, unos 60.000 euros en palabras del señor secretario federativo». «¿Será por afán recaudatorio?», cuestiona.

El club que preside Pepe Vidal recuerda que en el sorteo del calendario de Regional se llegó a decir que «si no pagaban los 60.000 euros mencionados se haría un nuevo sorteo sin la UD Ibiza-Eivissa». Además, apuntó que «existe una larga lista de acreedores a los que el mencionado club dejó de pagar cuando se liquidó (jugadores, proveedores...) y no se ha tenido en cuenta». «Todo esto nos huele a chamusquina e incluso a agravio comparativo con los demás clubes que componen la Regional pitiusa, con los que la FFIB no tiene la condescendencia de la que hace gala con los promotores de este proyecto», sentencia.

Ramos, fichado

Por otra parte, el delantero Adrián Ramos, despedido por el San Rafael, se vincula a la UD Ibiza, según ha podido saber este rotativo.