Alcanzado el ecuador de la competición, el Formentera es el equipo que marca el ritmo en el grupo III de Segunda RFEF. Los rojinegros marchan líderes con un colchón de cuatro puntos sobre el segundo clasificado. | Arguiñe Escandón

0

La Segunda RFEF ya está en su ecuador y este fin de semana empieza la segunda vuelta. Tras los primeros 17 partidos, parece que los tres equipos pitiusos de la categoría van a pelear por los puestos de playoff, o incluso el ascenso directo que espera al campeón. Todos ellos están en disposición de hacerlo y sus entrenadores no ocultan que ese es el objetivo, o al menos el sueño que tienen. No será fácil pues otros equipos como Espanyol B o Numancia están en las quinielas como grandes favoritos. También el Teruel y Cerdanyola han mostrado sus candidaturas.

Con ventaja parte el Formentera que es sin duda el equipo revelación de la categoría. Campeón de invierno, nadie pensaba que a estas alturas del curso este recién ascendido fuese a ser el líder y con un pequeño colchón de cuatro puntos sobre el segundo, cuajado desde la solidez defensivo, no en vano son el equipo menos goleado con solo once dianas recibidas. Su técnico, Míchel Alonso, no oculta que son la sorpresa: «Creo que nadie lo esperaba, pero después de una vuelta cumplida es merecido».

A la hora de valorar cuál es la clave para haber ofrecido este rendimiento, lo tiene claro: «Fundamentalmente el grupo. Somos un equipo que entrena muy bien, a un ritmo muy alto. Es un grupo unido, que se maneja bien en el esfuerzo». «Además, estamos siendo un equipo que se adapta a muchas cosas, somos camaleónico», añadió.

Una cosa que tiene muy clara el técnico de los rojinegros es que no hay que tirar las campanas al vuelo: «Es importante seguir con la dinámica con la que estamos. Objetivos muy a corto a plazo. Debemos seguir con esa idea. Ir no partido a partido, entrenamiento a entrenamiento, pero hay que tener ilusión de poder hacer algo importante. Yo no voy a ser quien le ponga freno a esa ilusión, pero no seríamos inteligentes si pensáramos ya en el ascenso».

Un aspecto que quiso destacar es que el mercado invernal puede dar un giro a algunas plantillas: «Veo mucha actividad en los equipos, incorporando jugadores importantes. El CD Ibiza, la Peña, el Numancia, que es el equipo que tiene obligación y está haciendo todo para revertir esa situación de estar fuera de playoff. Cualquiera de los que están en mitad alta de la tabla se puede meter en la lucha».

En cuanto a su plantilla, reconoció que espera un refuerzo más tras la llegada de Nico Manteiga y las salidas de Vargas y Cucu: «La idea es cubrir esas bajas y seguir como estamos porque ese el secreto, el grupo».

Los rojinegros inician la segunda vuelta con todo un derbi ante el CD Ibiza. El duelo servirá para seguir testando la candidatura de los formenterenses ante un equipo muy fuerte en su feudo que quiere empezar a escalar posiciones en la tabla.

El técnico de los de Vila, Raúl Garrido, destacó la dificultad de este partido «ante el equipo con mejores números de la categoría- Nos visita el mejor equipo y será un reto».

Eficiencia
Más allá de este partido, Garrido tiene claro que si su equipo quiere dar un paso al frente y meterse de lleno en la lucha por el ascenso, debe mejorar la «eficiencia». «Hemos establecido un estilo de juego en muy poco tiempo. Tenemos el fútbol, pero debemos ser más eficientes. Debemos ser capaces de traducir el juego en el marcador. Ese es nuestro principal margen de mejora», aseguró.

Esa falta de eficiencia es la que hace que el Cedé no haya sido capaz de lograr una victoria lejos de su feudo, que es la principal asignatura pendiente de un equipo que navega a cuatro puntos del playoff. «Me gustaría haber ganado algún partido fuera porque no es normal que no lo hayamos hecho. Hemos tenido muchos partidos en los que merecimos, pero al final se escaparon. No me preocupa porque el juego está presente y el equipo genera y merece», destacó el técnico rojillo al respecto.

Por último, Garrido no quiso poner presión y afirmó que su objetivo es «competir de la mejor manera posible». «El grupo III es el más difícil de todos. Solo hay que ver que hay equipos en la zona baja que no pensaban estar ahí», razonó, antes de reconocer que se esperan más refuerzos en el mercado invernal: «El club es ambicioso y pretende mejorar la plantilla para seguir creciendo».

Mejorar en casa
También se está moviendo y mucho en el mercado invernal la Peña Deportiva. En Santa Eulària ya han llegado varios jugadores con el objetivo de «tener dos jugadores por posición y elevar un poco el nivel para evitar que si tenemos lesiones, como en la primera vuelta, el equipo se resienta». Así lo explicó Manolo González.

La Peña acabó la primera vuelta en puestos de playoff y el técnico peñista hace un «balance positivo, muy positivo en lo futbolístico, teniendo en cuenta que el equipo es nuevo y hemos tenido muchas bajas».

En esa línea, insistió en que «el rendimiento es bastante bueno», pero reconoció que les faltó un poco de «contundencia» en algunos encuentros. «Nos hemos dejado puntos en partidos que hemos merecido más. Hemos tenido poca contundencia para cerrar algunos partidos y eso nos ha costado puntos. Tenemos que hacernos fuertes en casa. Tenemos que mejorar ahí porque nos hemos dejado puntos muy importantes y va estar muy igualado todo», lamentó.

En cuanto a lo que está por venir, no ocultó que su ilusión es luchar por el ascenso, pero reconoció que será «muy difícil». «Hay equipos de mucho potencial que está fuera de la zona de playoff. Estamos contentos por estar ahí, y lo vamos a intentar hasta el final. Será muy difícil para todos y no me atrevo a decir qué equipos se van a meter porque alguno acertaré, pero también me puedo equivocar bastante. Será muy importante para todos no perder los duelos directos fuera de casa. Serán 17 jornadas muy igualadas porque los equipos de abajo también van a apretar», concluyó.

Precisamente, el primer encuentro de la segunda vuelta para los de Santa Eulària será contra el último clasificado, el Ejea.