Toni Moreras, Juan Antonio, Omar de la Cruz y Sergio Tortosa posan con las camisetas, durante la presentación de los nuevos jugadores. | Arguiñe Escandón

0

El CD Ibiza salió al mercado de invierno en busca de algunas piezas que diesen un salto de calidad a la plantilla y lo ha conseguido. La dirección deportiva está más que «satisfecha» con unos retoques que esperan les permitan luchar por el ascenso a final de temporada. Eso sí, todavía queda ponerle la guinda al pastel, que en este caso tiene nombre y apellido: Pepe Bernal.

Con la negociación por este último todavía abierta, ayer fue el turno de presentar a dos de los fichajes que ya están en la isla y que podrían debutar el domingo en el derbi contra el Formentera. Juan Antonio y Omar de la Cruz se mostraron ambiciosos en un acto en el que estuvieron acompañados del directivo Toni Moreras y el director deportivo, Sergio Tortosa.

Moreras fue el primero en tomar la palabra y dio la bienvenida a los nuevos jugadores, mostrándose satisfecho por unos refuerzos «muy buenos, que nos ayudarán y a ver si entre todos conseguimos meternos en playoff».

En los futbolístico, Tortosa señaló que son dos jugadores a los que seguía desde hace tiempo y que ya había intentado contratar en verano. En el caso del joven De la Cruz, el director deportivo destacó que es el «sexto ibicenco que tendrá el primer equipo». Además, valoró que un jugador de mucho recorrido, que abarca mucho campo y que destaca por su humildad y trabajo.

En cuanto a Juan Antonio, Tortosa se deshizo en elogios a un «jugador que llevo siguiendo desde hace mucho tiempo». «Tiene carácter ganador, es un jugador de equipo, humilde y es una gran persona. Eso es importante para un equipo porque hace grupo. Nos puede aportar mucho dentro y fuera del campo», añadió.

Juventud
Omar de la Cruz, que firma por una temporada y media, vuelve a la isla de la que salió con 14 años para seguir formándose como futbolista en tierras catalanas. Ahora, con 20 años, regresa procedente del Calahorra con el que debutó en Primera RFEF.

Al ser cuestionado por lo que le motivó a aceptar la oferta rojilla fue claro: «En verano ya mostraron interés y no se pudo dar. Me quedé con la espinita porque siempre creí en el proyecto». Además, aseguró que ya está listo para competir: «Estoy en forma y me siento muy integrado en el club».

Sobre lo que puede aportar, dio muestras de humildad y reconoció que todavía tiene mucho por mejorar: «Soy joven y tengo que mejorar. Puedo ayudar tanto en defensa como en ataque. Dar agresividad tanto con el balón como sin él.

Ilusión
Más maduro llega Juan Antonio que ya tuvo un pasado en las Pitiusas en las filas del Formentera, donde coincidió con el capitán Marcos Contreras con el que todavía guarda una importante amistad, algo que le ha llevado a ver varios partidos del equipo. «La forma de jugar del equipo me ha ayudado a decidirme a aceptar la oferta», confesó el futbolista de 31 años que llega procedente del Eldense, con el que rescindió su contrato.

Además, también valoró el proyecto: «Cuando recibí la llamada tenía muchas ganas de venir. El proyecto me llama la atención porque está creciendo y tienen mucha ilusión por hacer las cosas bien».

El ariete reconoció que le haría ilusión debutar contra su exequipo y al ser preguntado por tener que compartir el puesto con el pichichi Juan Delgado se mostró tranquilo: «Yo vengo a ayudarle. Espero que siga haciendo goles. Vengo con ganas de ayudar, pero también a competir. La competitividad hace que un grupo sea mejor».

Muy cerca
Por otro lado, Tortosa no ocultó lo adelantado por Periódico de Ibiza y Formentera. Negocia desde hace tiempo por Pepe Bernal. «Es un jugador que nos gusta mucho. No está cerrado, pero es una operación que está cercana. Pepe nos puede aportar muchas cosas».

El fichaje se podría cerrar en las próximas horas, ya que el acuerdo con el jugador es total y solo falta resolver los últimos flecos con el San Fernando, club que tiene los derechos del jugador que actualmente está cedido en el Cornellà.

Por último, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que llegase algún jugador más, el director deportivo no descartó esta opción, pero sí la ve más complicada ya que no quiere una plantilla larga. «Tenemos 19 jugadores y la idea es tener 20, pero si sale alguna opción interesante se estudiará».

En esa línea, señaló que en el club tienen muchas esperanzas puestas en algunos jugadores del filial y no quieren fichar futbolistas que no sean determinantes y puedan cerrar el paso a las jóvenes promesas que se ejercitan habitualmente con el primer equipo.