Sergio Tortosa, Pepe Bernal, Miguel de la Osa y Toni Marí ‘Moreras’, ayer en Ibizkus. | Daniel Espinosa

0

«Venir aquí es lo que quería». Son palabras de Pepe Bernal, fichaje estrella del CD Ibiza del que informó en exclusiva Periódico de Ibiza y Formentera el pasado día 18. El centrocampista ibicenco fue presentado ayer en la bodega Ibizkus junto con el guardameta Miguel de la Osa, otra de las cuatro incorporaciones realizadas en este mercado invernal. Juan Antonio Sánchez y Omar de la Cruz completan la nómina de altas.

«Cuando uno no está cómodo en un sitio, como me ha pasado en Cornellà, pues lo que uno quiere es estar cómodo, sentirse protagonista y valorado como Sergio [Tortosa] y Raúl [Garrido] han hecho de vedad. Eso es lo que uno busca. Estar aquí con la familia es un plus. No miras lo económico, sino el proyecto y ser feliz», dijo Pepe Bernal sobre su regreso a la isla.

El futbolista reconoció que se interesaron por él otros clubes, entre ellos la Peña Deportiva y el Formentera: «Hablé con gente de allí –en referencia al club peñista– y también de Formentera, pero, al final, era ya más que nada un trato personal aquí. Sergio me lleva llamando todas las semanas desde mi etapa en el Don Benito y se ha preocupado por mí. Quiero mirar por mí esta vez, por lo que mejor me conviene, que es la idea de juego de Raúl y este equipo. Pienso que puedo encajar en este equipo».

Sobre si el ascenso es posible, Pepe Bernal se mostró cauto: «Más posible es ganar al Tarazona y, luego, ya veremos si el ascenso es posible. En mi último año en la Peña, el objetivo era mantenerse y jugamos el playoff. El fútbol es muy caprichoso. Hay muy buen equipo. Si entramos en playoff o no, el 15 de mayo lo veremos, pero hay que ir partido a partido, con humildad, compromiso y trabajo. No hay más».

Pese a no mojarse, sí que dejó claro que la plantilla tiene una gran calidad. De hecho, afirmó que la primera parte que el Cedé firmó contra el líder, el Formentera, el fin de semana pasado fue «un recital». «No he visto un equipo ni en Primera RFEF jugar así a la pelota. Me gusta la idea. Hay un plantel con muchísima calidad. Ni en Primera RFEF se ven equipos de este nivel. El fútbol es caprichoso. Antes de Navidad, no entraba la pelota y esperamos que, de ahora en adelante, pueda entrar y nos dé para estar arriba al final de la temporada».

La llegada de Miguel de la Osa, también presentado ayer, ha sido más silenciosa, pero se mostró ambicioso y con ganas de ayudar al equipo. «Estoy para cuando el míster crea que puedo hacer falta. Sin duda, voy a dar mi cien por cien. He venido para sumar. No sé si para ser titular o no. Estamos tres para un sitio. Hay mucha competitividad», dijo al respecto.

El cancerbero, que llega procedente del Atlético Malagueño, se considera «un portero que va bien en el juego aéreo». «Me gusta jugar con los pies. Soy un poco loco de los movimientos, como los del míster por jugar el balón desde atrás. En lo que más destaco es en el uno contra uno», añadió.

Una de las razones que le convencieron para aceptar la propuesta rojilla era precisamente la ambición por crecer: «Cuando me llamó mi agente, me dijo que era un club humilde como el que más, pero que no era conformista. Me gustó esa idea. Es un club que siempre quiere aspirar a más y nuestro objetivo va a ser intentar meternos en playoff. Si podemos subir directamente, sería un subidón espectacular».