Jordi Marí posa en Turquía.

0

Este fin de semana el luchador ibicenco del Budoka, Jordi Marí, se desplazó a Estambul para participar en el International Turkish Open Kickboxing World Cup, en dicho evento participaron 2.594 atletas de 43 países.

Jordi Marí empezó la competición el sábado en la modalidad de Point Fight después de pasar la primera ronda se topó con un competidor turco que le ganó por un punto y le apeó del camino a las medallas.
Marí no se desanimó, y el domingo afrontó su competición talismán, Light contact. Las expectativas que se tenían sobre esta competición no defraudaron y consiguió el bronce después de dejar en el camino a competidores locales y a un rumano al cual ganó por KO técnico. En semifinales cayó con un experimentado peleador lituano en un combate duro y cerrado.

El bronce es un gran resultado para este joven luchador que sigue creciendo a pasos agigantados.