Diego Cámara, antes del primer partido del ‘playoff’. | VORONYY

0

Diego Cámara Calleja (Guadalajara, 01-07-1998) ve, al igual que los capitanes del equipo, a la Peña Deportiva en PrimeraRFEF la próxima temporada. El exjugador del Numancia tiene confianza plena en el conjunto ibicenco y considera que el hecho de jugar contra miles de aficionados de su rival, el Real Murcia, supondrá una motivación extra para los de la Villa del Río.

¿Nerviosismo o calma de cara a la final?

—La verdad es que, dentro de la importancia del partido, estamos tranquilos porque nuestra temporada, dentro de lo que cabe, ya está hecha. Esto es ya un premio. Lo llevamos con la mayor normalidad posible y, dentro de la tranquilidad, sabiendo que podemos hacer algo grande. Pero es una semana tranquila y la tenemos que tomar del mismo modo que hemos afrontado las demás jornadas.

¿Cómo está viviendo el vestuario estos momentos con la clasificación para la final y con todas las miradas puestas en este partido?

—Estamos bastante esperanzados. Somos un grupo bastante unido y la calidad del grupo humano es un factor importante. Creo que nos va a dar un plus de cara a este último partido.

¿Son conscientes de que 90 minutos o, como mucho, 120 y una tanda de penaltis les separan del ascenso a una categoría bastante profesional como la Primera RFEF o prefieren aislarse de ello?

—La verdad es que sí. Pensamos en esos 90 o 120 minutos y estamos concentrados para lo que nos tengamos que enfrentar. La verdad es que es algo muy bonito y muy ilusionante para el club, el cuerpo técnico y los jugadores. Sabemos la responsabilidad que tenemos y la repercusión que puede tener este partido.

El rival, el Murcia, no parece el contrincante más factible.

—Bueno, al final, todos los equipos que están en el playoff se encuentran ahí porque han hecho las cosas bien, sea el Murcia, el Coruxo u otro. Lo que tenemos que hacer es no mirar el escudo y salir al partido a enfrentarnos de tú a tú, sea el Murcia u otro cualquiera el que esté delante.

¿Cuál puede ser la clave?

—La clave, sobre todo, será no hacer nada nuevo. Debemos seguir la línea habitual, la que nos ha dado resultados. Gracias a ella, confiando en la propuesta de nuestro entrenador, estamos aquí. Hay que ir a la guerra, como se suele decir.

Todo apunta a que se van a encontrar con una olla a presión, un estadio repleto de aficionados murcianos. ¿Cómo les puede afectar eso a ustedes?

—Lo hablaba con compañeros del vestuario. Al final, yo creo que todo futbolista le gusta jugar con mucha gente aunque sea con la afición rival. Sabemos que va a ser un plus para el real Murcia, pero para nosotros también es una motivación extra. Habrá que tomárselo con normalidad y, sobre todo, disfrutarlo. Creo que es algo muy bonito vivir algo así.

Los capitanes afirmaron la semana pasada a este periódico que venían a la Peña Deportiva en Primera RFEF. ¿Usted también la ve?

—Por supuesto. Independientemente de haber pasado, yo ya confiaba también en ello antes de jugar contra el Coruxo y sigo teniendo esa confianza ahora. Yo tomo la palabra de mis capitanes. Creo que estamos preparados. Luego, que pase lo que tenga que pasar.

¿Sienten la ilusión y el respaldo de Santa Eulària?

—Sí. Recibimos bastantes mensajes de apoyo y ánimo. Por las calles se nota esa ilusión de que Santa Eulària puede subir de categoría. La verdad es que es algo bastante bonito.