La expedición peñista posa unida antes de embarcar en el ferry rumbo a Dénia. | Arguiñe Escandón

0

Llegó el día. Llegó el momento. Con un ambiente tremendamente hostil. Con un campo completamente lleno para animar al rival. Más de 10.000 gargantas apoyarán al Real Murcia, pero, como en el mítico cómic de Albert Uderzo y René Goscinny, la Peña Deportiva intentará ser esa pequeña aldea irreductible. No jugarán Asterix ni Obelix. Tampoco estará Panoramix, pero sí habrá esa poción mágica, será la ilusión de un pueblo y la ilusión de un equipo por ascender a Primera RFEF.

La Peña Deportiva se enfrenta esta tarde (18.00 horas) en el Rico Pérez al Real Murcia en la final del playoff de ascenso a Primera RFEF. Sobre el papel, los murcianos son muy favoritos y contarán además con unas gradas volcados con ellos, han agotado las entradas y se espera que sean más de 10.000 murcianos los que llenen el estadio. Eso puede ser un arma de doble filo pues en Ibiza lo ven como una motivación extra y también puede suponer una gran dosis de nerviosismo para el Murcia, ya que son ellos los que tienen más que perder.

Gran momento

Los de la Villa del Río llegan a esta cita en un momento de forma extraordinario. El final de liga ha sido para enmarcar, perdiendo solo uno de los últimos once encuentros. Este fue el de la última jornada en Formentera, donde llegaron con los deberes hechos y con la mente puesta en el playoff.

En la fase de ascenso, se enfrentaron en la primera ronda al Coruxo. Los gallegos fueron un gran rival y, por momentos, pusieron contra las cuerdas a los de Manolo González, que consiguieron llevarse la victoria con dos goles en la prórroga ante un rival que estaba con un jugador menos.

También es destacable que la Peña ha dejado su portería a cero en cuatro de los últimos cinco partidos.

Los jugadores de la Peña hacen piña. Foto: Arguiñe Escandón.

Por su parte, el Murcia llega a esta final tras superar al Rayo Cantabria, filial del Racing de Santander, con un gol de Carrasco a los ocho minutos de juego. En cuanto a su racha, es similar a la peñista, perdiendo sólo uno de los últimos ocho partidos.

En cuanto al partido propiamente dicho, la Peña llega con todos sus jugadores disponibles y se espera un once muy similar al de la semana pasada. Quizás Marc de Val pueda entrar para dar experiencia al centro del campo. Por su parte, el Murcia también sacará su equipo de gala con la única duda de Zeidane Inoussa que se ejercitó entre algodones. Quien no estará con casi total seguridad será Royston Drenthe que no cuenta para el entrenador y está fuera de forma.

Un detalle a tener en cuenta, es que a diferencia de lo ocurrido en la primera ronda en la que el empate era favorable para los ibicencos, en esta final si persiste el empate tras la prórroga se llegaría a la tanda de penaltis.