Los ibicencos Aritz Rodríguez e Irati Matas vencen en el Acuatlón Canal de Nado Sant Antoni 2022.

0

Hay victorias que son especiales y la de ayer lo es y mucho para Irati Matas. La ibicenca volvió a sonreír después de unos meses muy duros en los que tuvo que anunciar la retirada por una enfermedad rara conocida como el síndrome del cascanueces que le provoca que la sangre no le llegue de manera correcta a las piernas.

Los últimos exámenes médicos, paso por el quirófano incluido, han sido positivos para Matas que ha podido volver a la competición. No será como antes, pues la triatleta ha tenido que deja la bicicleta. Esa disciplina sí está fuera de su alcance mientras la medicina no avance y encuentre cura a su enfermedad.

Sin bici, la ibicenca se centrará en las carreras de montaña, su otra especialidad y también en los acuatlones, como el que tuvo lugar ayer en Sant Antoni. Matas se llevó el triunfo en la quinta edición del Aquatló Canal de Nado de Sant Antoni. Allí, en el entorno de Caló des Moro, fue la más fuerte de todas las participantes y la gran protagonista, con permiso de Aritz Rodríguez que se llevó la prueba masculina.

Prueba

Este último fue el más rápido de todos los participantes, aunque no el primero en entrar en línea de meta ya que hubo una salida escalonada, en la que las mujeres salían ocho minutos antes. Aunque los primeros en cruzar la meta fueron las categorías inferiores que también tuvieron su cuota de protagonismo.

Regresando a la carrera de Rodríguez, desde el primer momento se vio que salía a por todas. Con un recorrido de 2,5 kilómetros de carrera, un kilómetro de natación y otros 2,5 kilómetros de carrera, el triatleta ibicenco logró unos 10 segundos de ventaja en el primer segmento de carrera, que amplió notablemente en el agua. En el tramo final tuvo tiempo para saborear la victoria que cerró con un tiempo de 29:27. En el podio lo acompañaron Rafael Reyes (31:36) y Pablo Fernández (31:50).

Tras lograr la victoria, Rodríguez no ocultó su felicidad: «Venía después de hacer varias competiciones con el equipo a nivel nacional y me apetecía correr en casa. Fue una decisión de última hora, pero venía a darlo todo. Me daba igual quién estuviese en la línea de salida. Quería correr rápido y disfrutar; y así lo he hecho. He salido sin controlar, sin buscar posición, simplemente a salir rápido. Estoy muy contento de haber podido ganar en casa».

En cuanto a sus próximos objetivos, señaló que correrá lo que pueda este verano por la isla y más adelante se preparará para correr el Ibiza Half Triathlon que se celebra en octubre.

Gran regreso

Un par de minutos antes de que cruzase la meta Rodríguez, ya lo había hecho Irati Matas que también dominó de principio a fin la prueba. Su tiempo en meta fue de 35:12, suficiente para batir a la otra gran favorita. Indre Barkute registró 36:24 y el podio lo cerró Emma Boda con una marca de 37:31.

Con una sonrisa de oreja a oreja, Matas señaló: «Es una carrera muy bonita. Me encanta nadar aquí en es Caló des Moro. Y nada, estoy muy contenta de haber podido correr porque hacía una semana y poco que me habían operado y no pensaba que pudiese estar aquí. Tenía muchas molestias en las piernas, pero he disfrutado muchísimo. Cuando me he tirado al agua, pensé: vuelvo a estar aquí con un dorsal y eso es lo que me ha motivado».

Sobre su regreso, señaló: «Yo tengo esta enfermadad y no hay cura. Lo único que puedo seguir corriendo, no la intensidad que me gustaría, pero puedo hacer deporte. Lo único que debo apartar la bici, así que me toca replantearme objetivos. Hacía unos meses pensaba que no iba a poder volver a ponerme un dorsal, así que toca disfrutar».