Toni Vingut, durante la presentación del Dakar 2023.

0

Si todo va bien, el próximo Dakar será el más ibicenco de la historia. El portmanyí, Toni Vingut, y el italiano afincado en Ibiza, Fabio Lottero, quieren estar el 31 de diciembre en la línea de salida del rally más prestigioso del mundo que se volverá a celebrar en Arabia Saudí. Este fin de semana en Chateau de Lastours (Francia) tuvo lugar la presentación de la próxima edición y Vingut y Lottero no se la quisieron perder.

Arabia Saudí volverá a ser el país, pero esta nueva edición presenta un nuevo recorrido que partirá de la costa del Mar Rojo el 31 de diciembre y acabará por primera vez en la costa del golfo Pérsico el 15 de enero, con 14 etapas, dos más que las últimas ediciones.

Será un recorrido más duro con tres etapas en el Empty Quarter, una inmensa zona de dunas muy deshabitada y de difícil acceso que se sitúa al sureste del país. Además, se incorpora el roadbook electrónico para todas las categorías, con la particularidad de que habrá dos recorridos aleatorios para evitar que los pilotos sigan únicamente la estela del rival.

Más allá de esta presentación, Vingut, ya recuperado del accidente de la anterior edición, descuenta días para volver a estar en el Dakar y quitarse el mal sabor de boca que tiene tras verse fuera este año en la primera etapa.

El ibicenco volverá a participar en la categoría de quads, pero no estará solo. Desde la isla viajará también el italiano Fabio Lottero. Natural de Bordighera, en el norte de Italia, lleva 12 años afincado en la isla y se siente «ibicenco de adopción».

Lottero estuvo a punto de participar el año pasado, sus resultados en diferentes pruebas del circuito que da acceso al Dakar le abrían la puerta, pero no consiguió tener el respaldo económico para iniciar la aventura. Este año, el piloto que del Ibiza Motor Club sí contará con los patrocinadores suficientes para cumplir uno de los sueños de su vida. Al ser su primera aventura en el Dakar, tiene claro que su objetivo debe ser el de terminar.