Los grupos en cuarentena aumentan semana tras semana. | Gemma Andreu

0

Los protocolos sanitarios que se siguen en los centros educativos de Balears cuando se detecta un positivo en coronavirus podrían cambiar en los próximos días. Así lo anunció ayer la consellera de Salut, Patricia Gómez, quien informó de que su departamento y la Conselleria d’Educació trabajan de forma conjunta para simplificar los protocolos.

Este cambio se debe al aumento de contagios registrado en las últimas semanas en los centros educativos de las Islas y que tiene por objetivo «ofrecer soluciones técnicas». Gómez indicó que se persigue también unificar criterios en todas las Islas y centros, tras percatarse que en Menorca las cuarentenas eran de hasta 14 días cuando están establecidas en 10 días. Cabe recordar que los contactos estrechos de los positivos menores de 12 años deben permanecer en cuarentena aunque sean negativos en coronavirus ya que no están vacunados. Esta premisa conlleva que el número de alumnos e incluso aulas enteras confinadas aumente día tras día.

Precisamente una de las medidas que está en estudio es realizar test de antígenos a los contactos estrechos en lugar de una PCR. El motivo es que los resultados en caso de realizar un test se obtienen antes que con una PCR. Esto permitiría que los menores a los que se les realiza la prueba no tuvieran que estar confinados hasta tener el resultado en caso de ser negativos. «Queremos que los procedimientos sean lo más sencillos posible», dijo Gómez, quien reconoció que hay transmisión comunitaria en los centros escolares.

De acuerdo con los datos publicados ayer por Salut, en la semana del 22 al 26 de noviembre se detectaron 237 positivos entre el alumnado. Es la cifra más elevada desde el inicio de curso y son casi 100 más que en la semana anterior (162). El 97 % son alumnos de hasta 12 años, que todavía no están vacunados. También aumentó el número de profesores contagiados, 19, que son casi el doble que una semana antes.

Grupos

El hecho de que los contactos estrechos de los menores de 12 años tengan que confinarse provoca que tanto los alumnos como los grupos en cuarentena también hayan alcanzado máximos. Por el momento, sin embargo, no se ha tenido que cerrar ningún centro, según la consellera. En la semana del 22 al 26 de noviembre, hasta 1.488 alumnos iniciaron cuarentena frente a los 915 de la semana anterior. Además, había 71 grupos confinados –­48 la semana anterior­– que pertenecían a 52 centros.