El portavoz del Govern, Iago Negueruela. | Gemma Andreu

0

El Govern asegura que el proyecto de ley de Educación que esta martes aprobará el Parlament es plenamente constitucional pese a las modificaciones anunciadas por los partidos del pacto para suprimir el castellano como lengua vehicular. El portavoz del Govern, Iago Negueruela se ha mostrado convencido de que el texto encaja plenamente con la Constitución. «Las leyes que salen del Consell de Govern sufren enmiendas, pero el Govern tiene claro que el texto que saldrá del Parlament es plenamente constitucional», ha añadido.

El texto inicial que se ha aprobado en el Parlament, y que este martes debía votar el pleno, incluía que tanto el castellano como el catalán eran lenguas vehiculares en la enseñanza. El conseller d'Educació, Martí March, pretendía sumar al PP y a Cs al consenso de la ley y evitar cualquier recurso de inconstitucionalidad ante los tribunales, pero finalmente tanto el PP como Cs ha anunciado su voto en contra. Cs se oponía a todo el modelo y el PP lo hacía de manera parcial.

Noticias relacionadas

Negueruela ha defendido los acuerdos alcanzados estos días por los partidos del pacto que permitirán «poner en valor la autonomía de los centros en materia lingüística». Serán los centros quienes decidan la ley vehicular con la salvedad de que como mínimo el 50 % de las materias deberá ser en catalán. «También permitirá ver quién queda fuera del consenso educativo después de 25 años», ha señalado el conseller, en referencia al PP.

El Govern insiste en que el cambio que se aprobará este martes no afectará a la constitucionalidad de la ley, que tanto preocupaba al Pacte. «Estamos trabajando en reforzar la autonomía de los centros y hay que preguntarles a quienes se salen del consenso histórico por qué no lo están», ha insistido Negueruela.

El portavoz del Govern ha defendido que se trata de una ley muy consensuada y muy trabajada tanto con los partidos políticos como las entidades de enseñanza para que no pase lo que sucedió en la época de José Ramón Bauzá, cuando el modelo del TIL sacó a más de 100.000 manifestantes a la calle en contra de esta propuesta. «Le ley es buena porque refuerza la FP, potencia la educación infantil, apuesta por la digitalización y tendrá más presupuesto», ha dicho el conseller en referencia a otros contenidos del proyecto que se debate este martes.