La piscina de Pedro J. en Costa del Pins. | Joan Socies

0

Ágatha Ruiz de la Prada no da por perdida la piscina y el embarcadero de la Costa dels Pins en Mallorca. A pesar de la sentencia del Tribunal Supremo que rechazaba el recurso presentado por los hijos de Pedro J. Ramírez para recuperar la prórroga de la concesión que le concedió el Gobierno del PP en 2016 por sesenta años, la propiedad asegura que intentará mantener abierta la vía judicial.

Noticias relacionadas

En declaraciones a El Confidencial, De la Prada, señala: «Vamos a seguir con los trámites que hagan falta en los tribunales a los que podemos recurrir. Ahora se va a presentar un recurso de amparo. Por ahora, esta es la situación y espero poder disfrutar de mi casa este verano. Vamos a seguir luchando. Lo ha hecho Tristán porque la concesión de la piscina y de la zona que ahora quieren hacer pública la solicitó su padre. Es un asunto que se encuentra judicializado y no sé qué haré. Todo está en manos de los abogados, que son los que saben».

De la Prada tiene un usufructo de la propiedad de la que ahora son propietarios sus hijos, después de su divorcio de Pedro J. Ramírez. La sentencia del Supremo deja sin soporte legal la existencia de la piscina, el embarcadero y la terraza sobre el litoral. Las decisiones judiciales implican que el terreno, de 350 metros cuadrados, vuelva a ser de dominio público, algo que ocurrirá en la ejecución de la sentencia.