El director general del IbSalut, Juli Fuster, durante una rueda de prensa sobre la eutanasia. | Europa Press

0

Ocho personas han recibido la prestación de la eutanasia en Baleares desde que se aprobó la Ley, en marzo de 2021, según ha detallado este miércoles en rueda de prensa, el director general del IbSalut, Juli Fuster.

Además, Fuster ha precisado que en total se han recibido 17 solicitudes, de las que 13 han sido formalizadas en la Comisión de Garantía y Evaluación. Las edades de los solicitantes iban desde los 28 a los 93 años.

De las ocho personas receptoras de la eutanasia, cinco eran de Mallorca y tres de Ibiza y Formentera. Además, cuatro eran mujeres y cuatro hombres.

Fuster ha presentado los datos del balance de la ampliación de la prestación de la eutanasia con motivo del primer aniversario de la entrada en vigor de la ley acompañado por el director general de Prestaciones y Farmacia, Nacho García Pineda; la subdirectora de Humanización, Atención al Usuario y Formación del Servicio de Salud, Rosa Duro Robles, y la presidenta de la Comisión de Garantía y Evaluación del Derecho a la Prestación de Ayuda para Morir de Baleares, Yolanda Muñoz Alonso.

Antes de la rueda de prensa, Fuster ha comunicado los datos en un acto con asociaciones de pacientes, gerentes, gestores sanitarios, directores generales y representantes institucionales.

Muñoz, en la exposición de los datos, ha precisado también que de las 13 peticiones formalizadas, nueve eran de Mallorca, una de Menorca y tres de Ibiza y Formentera. Además, siete eran mujeres y seis, hombres.

Las enfermedades mayoritarias de los solicitantes eran de tipo neurodegenerativo, oncológicas o procesos que generaban dependencia. El IbSalut trabajaba, a principios del año pasado, con una previsión de 80 solicitudes, sin embargo, sólo se han recibido 17.

Estas solicitudes se resolvieron en una media de 35 días. Además, desde que la Comisión da el visto bueno hasta que se ofrece la prestación, la media es de 26,5 días.

Rosa Duro ha detallado que el Servicio de Salud de Baleares está preparado para ofrecer la eutanasia en siete días desde que es aprobada por la Comisión, pero es finalmente la persona la que decide el día. En el proceso, suelen estar presentes cuatro profesionales: dos médicos y dos enfermeras.

La presidenta de la Comisión de Garantía y Evaluación ha explicado que no todas las solicitudes han llegado a través de Atención Primaria, sino también a través de residencias y una de un centro hospitalario. De hecho, de los ocho receptores de la eutanasia en las Islas, cinco murieron en su casa, dos en residencias y una en un centro sanitario.

Fuster ha recordado que esta norma daba respuesta a una «reivindicación social» y ha destacado que Baleares fue la primera comunidad en aprobar la Comisión de Garantías y Evolución.

En esta línea, el director general de Prestaciones y Farmacia ha destacado el trabajo hecho desde la Conselleria, «incluso antes de que se aprobase la ley», ya que se daban plazos estrechos para implantarla. «Es una ley muy garantista y para acceder se debe cumplir lo que dice la norma», ha recalcado.

A continuación, Rosa Duro ha abundado en que la persona debe tener «un sufrimiento inaceptable, que no haya nada que lo pueda mitigar», para acceder a la prestación. «Desde el principio, la intención fue de máxima protección hacia los profesionales y el máximo cuidado para las personas».

Tanto es así, que la subdirectora de Humanización, Atención al Usuario y Formación del Servicio de Salud ha indicado que se está ofreciendo apoyo emocional a los profesionales que se han enfrentado a estos casos: «Lo más importante es respetar la dignidad e intimidad de las personas, así como cuidar a los profesionales».

Para acabar, la presidenta de la Comisión de Garantía y Evaluación ha reseñado que la creación del registro de objetores está a la espera de la aprobación del decreto regulador de la prestación, que ya pasó por la fase de exposición pública y ahora se encuentra pendiente de la emisión del dictamen del Consejo Consultivo.