Imagen de archivo de una vista aérea de la ciudad de Ibiza. | Archivo

0

Baleares es la comunidad autónoma con un mayor porcentaje de hogares cuyos moradores residen en régimen de alquiler: el 35 % de las viviendas de las Islas son alquiladas. Y se prevé que la cifra vaya en ascenso en los próximos años teniendo en cuenta el creciente encarecimiento de la vivienda, especialmente en el archipiélago.

Así queda reflejado en un estudio a nivel nacional sobre el sector residencial de la consultora inmobiliaria CBRE que fija en el 25 % la media estatal de viviendas en régimen de alquiler, diez puntos por debajo del porcentaje estimado para Baleares.

Compraventa

Por lo que respecta al mercado de la compraventa de vivienda, el estudio señala que los precios en Baleares se incrementaron un 9,6 % entre el cuarto trimestre de 2020 y el mismo periodo de 2021. El incremento para la vivienda de obra nueva fue del 7 %, mientras que la de segunda mano rozó el 10 %.

El crecimiento de los costes de construcción va a seguir siendo decisivo para que el precio de la vivienda prosiga con su tendencia al alza. No obstante, CBRE estima que llas viviendas de coste más elevado «tendrán una mayor elasticidad» y absorberán con menos estridencias el encarecimiento de los materiales. Las viviendas más modestas y de precios más reducidos, por contra, serán las que registren una mayor repercusión de este encarecimiento en su coste final.
Asimismo, el incremento de los costes también retrasará la puesta en marcha de nuevas promociones, especialmente las de viviendas protegidas.

Por otra parte, el estudio destaca que casi el 39 % de las viviendas vendidas en Baleares en 2021 fueron adquiridas por compradores extranjeros. De estos, el 39% fueron alemanes y el 13,25 % británicos. Esta última estadística difiere levemente de la presentada la pasada semana por por FIABCI España y las asociaciones de agentes inmobiliarios de Catalunya, que rozaba el 33%.
«A corto y medio plazo falta suelo en Baleares, esto hace que el precio de la vivienda se mantenga elevado y que exista falta de oferta», señala la directora de la oficina de Palma de CBRE, Tonia Vera. «El suelo apto para edificar es un bien escaso y el suelo finalista se está agotando».