Universal Hotels: amor por Mallorca

|

Valorar:
Yannik Erhart, nieto del fundador de Universal, es el director general de la compañía desde enero de 2020. Apuesta de forma decidida por digitalizar la empresa. Foto: A.G.

Yannik Erhart, nieto del fundador de Universal, es el director general de la compañía desde enero de 2020. Apuesta de forma decidida por digitalizar la empresa. Foto: A.G.

Alfred Erhart (1918-1998) fundó Universal en 1947, cuando Mallorca era aún un paraíso sin descubrir, una recóndita isla del Mediterráneo.

Llegó a Mallorca por vez primera de luna de miel, tras un largo viaje que inició en Basilea con escalas en Londres y Barcelona.

La aventura empresarial del suizo Alfred Erhart, explica su nieto Yannik, se inició con la compra de un avión. “Los ingleses, acabada la segunda guerra mundial, dejaron un avión abandonado en la frontera con Francia. Mi abuelo lo compró barato y comenzó a transportar mercancías”, asegura.

El primer hotel no llegó hasta principios de la década de los 60, cuando la industria del turismo era aún muy incipiente en Mallorca. Inicialmente, Universal construía sus propios hoteles y no fue hasta años después cuando amplió su portfolio con la compra de diferentes establecimientos.

El primer hotel fue el Aquamarin, de tres estrellas, situado en Sant Elm (Andratx) e inaugurado en 1963. Un año después, Alfred Erhart construyó el hotel Laguna en Canyamel y hasta 1970 edificó seis establecimientos más, siempre en las mejores ubicaciones. Fueron años difíciles, en los que sobrevivir e ir incrementando el portfolio hotelera era una odisea. “Hubo momentos críticos. Hoy, la situación es muy diferente, puesto que la estabilidad financiera está garantizada”, argumenta.

Universal

A partir de 1980, Universal continuó con su expansión, siempre en Mallorca, con la compra de nuevos establecimientos. Las dos primeras adquisiciones fueron el hotel Romántica en la Colònia de Sant Jordi y el Castell Royal en Canyamel. La compañía fundada por Alfred Erhart, que posteriormente dirigió su hijo Philippe, es dirigida ahora por su nieto Yannik.

Fue en 1995 cuando Philippe, hijo de Alfred y padre de Yannik, comenzó a trabajar en la sede central. Tres años después, murió el fundador. Philippe asumió el mando, pero siempre desde Suiza. “La gestión de los hoteles no la llevaba directamente, sino que contaba con gente de su absoluta confianza en la isla”, explica Yannik, que se inició en Universal Hoteles hace diez años como director comercial. Fue en enero de 2020 cuando accedió a la dirección general y poco después de llegar tuvo que lidiar con la pandemia. “He tenido la mejor escuela. Estoy bastante alineado con mi padre. Tengo su confianza”, indica el nieto del fundador.

En el folleto correspondiente al 25º aniversario de Universal se publicaron las fotos de todos los directivos.

Hoy, Universal cuenta con 17 establecimientos -trece hoteles y cuatro aparthoteles-, aunque solo comercializa quince productos.

Universal Flugreisen es el turoperador fundado por Alfred Erhart, que no ha dejado de operar y que continúa siendo de capital importancia para la hotelera. De hecho, hasta finales de los años 90 y principios del nuevo siglo, el 100% de los clientes de Universal Hoteles. “Hace ya más de 20 años abrimos más canales de venta con turoperadores alemanes, ingleses, nórdicos... Además, incorporamos la venta directa con los canales de venta online, que cada día tiene más importancia”, asegura Yannik.

Hoy en día, el 25% de los clientes de Universal Hotels son suizos, de su propio turoperador. “Tenemos un gran call center de nuestro operador. Trabajamos con unas 700 agencias en Suiza, que venden nuestros paquetes turísticos. Además, teníamos también cuatro agencias propias, pero las cerramos con la pandemia”, indica.

Universal Hotels sigue con atención la evolución del mercado hotelero. “Estamos buscando algún hotel en la playa de Palma, puesto que no tenemos presencia en la zona. Si sale alguna oportunidad intentaremos aprovecharla, aunque no es fácil”, afirma.

La empresa tiene todos sus establecimientos hoteleros en Mallorca, pero no descarta iniciar su expansión fuera de la isla. “Pensamos en internacionalizarnos en los próximos años. Cerdeña, por ejemplo, podría ser un buen destino, aunque no descartamos tampoco volver al Caribe”, asegura el director general de Universal. De hecho, desde 1979 y hasta 2003, Universal tuvo un hotel en Antigua.

La empresa no es ajena, ni mucho menos, a las nuevas tendencias que se han implantado en el turismo. En este sentido, Yannik explica que Universal debe incrementar su apuesta por la sostenibilidad y recordó que en la reforma integral del Florida se han impulsado medidas de todo tipo en favor del medio ambiente.

En este mismo sentido, recordó que pretenden ofrecer una cocina más saludable a sus clientes. “Apostamos por el kilómetro 0, con una mayor presencia de productos de Mallorca. Es una tendencia al alza, una demanda del cliente”, significó.

El director general de Universal quiere incidir también en la necesidad de dar una paso adelante en la digitalización. En este sentido, está previsto cambiar todo el sistema informático, que después de utilizarse durante más de 20 años, se ha quedado obsoleto. “Debemos digitalizar todos nuestros departamentos y potenciar de forma clara la venta directa. De forma paralela, hemos de trabajar en la comunidad Universal, incrementando la presencia de la compañía en las redes sociales. Hoy por hoy, estamos presentes, pero debemos avanzar y multiplicar nuestra actividad”, señala.

Finalmente, Yannik Erhart se muestra convencido de que la recuperación llegará, aunque no sea inmediata. “Mallorca es un destino que acabará funcionando y más aún con las inversiones que se han hecho en los últimos años. El reto es prolongar la temporada hasta los nueve meses”, señala.