Un videojuego educará a niños y jóvenes con diabetes tipo 1

|

Valorar:
Cada año se diagnostican en Balears entre 20 y 25 nuevos casos de diabetes tipo 1 entre niños y adolescentes de hasta 15 años.

Cada año se diagnostican en Balears entre 20 y 25 nuevos casos de diabetes tipo 1 entre niños y adolescentes de hasta 15 años.

La diabetes tipo 1 (DT1) es una enfermedad autoinmune crónica que se caracteriza porque el páncreas pierde la capacidad de generar insulina, la hormona que regula la elevada concentración de glucosa en sangre. Por este motivo, las personas con DT1 deben administrarse insulina diariamente y de por vida. Cada año se diagnostican en Balears entre 20 y 25 nuevos casos entre niños y adolescentes de hasta 15 años. El Departamento de Ciencias Matemáticas e Informática de la Universitat de les Illes Balears (UIB) ha creado un videojuego, DiaPal, para ayudar a desarrollar capacidad de autogestión del tratamiento entre los más pequeños. La Oficina Fundraising UIB ha lanzado recientemente la captación de fondos para la singular iniciativa.

DiaPal será evaluada por pacientes reales, niños y adolescentes, con la finalidad de desarrollar una nueva vía para la educación diabetológica a través del ocio. El equipo de la UIB que está desarrollando esta propuesta está liderado por Esperança Amengual Alcover, Antoni Jaume Capó, Miquel Mascaró Oliver y Gabriel Moyà Alcover.

El objetivo final es desarrollar una capacidad de autogestión en el tratamiento para prevenir posibles complicaciones relacionadas con la diabetes y mejorar los resultados clínicos, el estado de salud y la percepción de la calidad de vida de las personas afectadas por esta dolencia.

De esta forma, se puede aprender jugando. En concreto, la aventura gráfica consistirá en enfrentar situaciones típicas de personas con diabetes y los jugadores deberán tomar decisiones para mejorar las situaciones como, por ejemplo, una hipoglucemia.

La doctora en Ingeniería Informática Esperança Amengual explica la motivación del equipo de la UIB: “La diabetes tipo 1 es una patología que afecta a niños y adolescentes. Hoy en día no tiene cura y es muy importante llevar un buen control para prevenir complicaciones futuras. Requiere conocimientos amplios sobre dieta, administración de insulina y ejercicio físico, una formación imprescindible tanto para los niños como para los familiares y cuidadores. Por suerte, las nuevas tecnologías que han hecho posible la monitorización continua de la glucosa en sangre representan una gran ventaja. Asimismo, las insulinas van evolucionando y las bombas de insulina son cada vez mejores. Pero todas estas facilidades requieren tener un conocimiento sobre muchos aspectos. El objetivo del videojuego es hacer que el aprendizaje sea más entretenido y esté a disposición de todas las personas interesadas”, indica.

Asimismo, destaca la importancia de contar con un equipo multidisciplinar y con científicos que avalan la visión educativa desde la ciencia y la salud. En su caso, con la doctora Maria Caimari, endocrina pediátrica de Son Espases.

Todos los participantes en el proyecto colaboran de forma desinteresada en la definición y validación del proyecto. Ahora, buscan financiación para contratar la parte de implementación. Para ello, la Oficina Fundraising UIB ha lanzado recientemente la captación de fondos para DiaPal (fueib.org/projecte/diapal), de forma que se pueda contribuir a mejorar la salud de niños y pacientes con diabetes tipo 1, una enfermedad con una prevalencia en la población general del 0,2%.