Vista del proyecto del Freedom Ship.

0

El proyecto Freedom Ship, creado por el ingeniero Norman Nixon, fue planteado a finales de los años 90 y desde entonces sigue parado. Se trata, nada más y nada menos, de una ciudad flotante, un lugar como ‘cualquier otro’ en el que vivir.

Según Xataka, este navío tendría 1.371,6 metros de eslora, una manga de 228 y una altura de 107 metros. Con estas dimensiones sería capaz de acoger entre habitantes y visitas a unas 50.000 o 100.000 personas. Tal y como informan desde la misma web de la iniciativa «El distrito comercial sostendrá una población de 100.000 personas compuesta por 40.000 residentes, 20.000 tripulantes a tiempo completo, 30.000 visitantes diarios y 10.000 huéspedes que pasen la noche en el hotel o casino».

Vista del proyecto del Freedom Ship.

El objetivo de esta embarcación sería completar una vuelta al mundo cada tres años y mantenerse el 70% del tiempo amarrado fuera de las principales ciudades y puertos de la Tierra. Además, contaría con un aeródromo para poder acoger aviones de turbohélices con 40 plazas y así poder trasladar a los pasajeros a tierra o a la naviera sin necesidad de atracar en el puerto.

Para poder llevar a cabo este proyecto calculan que haría falta una inversión de entre 9.000 o 10.000 millones de dólares aproximadamente, uno de los motivos por los que todavía no se ha hecho realidad el Freedom Ship.

Vista del proyecto del Freedom Ship.

La intención de sus impulsores es la de conseguir una comunidad propia, con su economía, infraestructuras y demás. Esto obligaría a sus residentes a aportar una cuota mínima para poder mantener la ciudad del mar.

Aún quedan muchas cuestiones por resolver respecto a esta embarcación si es que algún día se llega a construir. Por el momento, solo existe sobre el papel y deberemos esperar un tiempo para saber si alguien estaría dispuesto a invertir en este proyecto y de qué manera se llevaría a cabo.