Imagen de la mano de un bebé. | Pixabay

0

El pasado lunes la madre de la niña, Ana María Londoño, se puso de parto de improviso mientras acompañaba a sus dos hijos al colegio en las Palmas de Gran Canaria, según la Cadena Ser. En el momento en el que la joven de 29 años rompió aguas se encontraba al lado de una farmacia, en la Avenida de las Escaleritas. Entró a pedir ayuda y, automáticamente, acudieron los farmacéuticos y tres madres, que estaban en el establecimiento, a socorrer a la embarazada.

«Cuando llegó Ana con las contracciones a la puerta, nos asustamos, pero nos pusimos enseguida a hacer cosas para ayudarla junto a las otras madres. Trabajamos con mucha coordinación, como si lo hubiéramos hecho otras veces» relata el farmacéutico Domingo Pérez, fue él quien llamó al 112 para dar el aviso.

Fue un parto ‘exprés’, así lo vivieron las personas que ayudaron a que naciera la niña que, de hecho, se encuentra en perfecto estado al igual que su madre. La bebé, de nombre Danna Sophia, pesa 2,9 kilogramos

Los sanitarios llegaron en el momento preciso para atenderlas a ambas y trasladarlas, posteriormente, al Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria.

Este mismo miércoles madre e hija visitaron la farmacia donde todo ocurrió y allí las esperaban con gran entusiasmo y alegría al ver que estaban sanas y en perfecto estado.