Chanel durante un concierto de Los40 Classic. | Europa Press

0

Después de la gran gala de Eurovisión y de que, Chanel consiguiese el tercer puesto para España gracias a su acombrosa actuación, la polémica continúa de la mano de Rumanía que denuncia a la organización EBU (Unión Europea de Radiodifusión), organizadora del evento, por haber alturado su votación, según El Plural.

Según la EBU, se registraron otras alteraciones en «ciertos patrones de votación irregulares en los resultados de seis países»: Azerbaiján, Montenegro, Rumanía, Georgia, Polonia y San Marino.

La Televisión Pública Rumana (TVR) ha sido la primera en pronunciarse respecto a estas irregularidades y señaló que «12 puntos de su jurado no iban en realidad para Ucrania –así quedó registrado- sino para Moldavia» y que Rumanía no solo le dio un punto a España sino 10.

«La EBU se toma muy en serio cualquier intento sospechoso de manipular la votación en el Festival de la Canción de Eurovisión y tiene derecho a eliminar dichos votos de acuerdo con las Instrucciones Oficiales de Votación, independientemente de si es probable que dichos votos influyan en los resultados y/o el resultado de la votación» afirma la organización del evento en su comunicado.