Militar ucraniano a las puertas de Jersón. | Celestino Arce Lavin

0

Las autoridades ucranianas temen que Rusia decida incorporar de manera directa en próximas fechas la región ocupada de Jersón, en el sur del país, ante la imposibilidad de celebrar un referéndum en el territorio por la falta de respaldo entre la población, al tiempo que han descartado que vaya adoptar el rublo como moneda, como anunció Moscú, tanto por la complejidad del proceso como por la negligencia, acusan, de los propios rusos.

"Rusia no tiene ni el apoyo de la población ni de las autoridades ucranianas. No podrán abrir colegios electorales, ni preparar listas de votantes", ha avisado el vicepresidente primero del Consejo Regional de Jersón, la autoridad local ucraniana ahora mismo fuera de la ciudad, Yuri Sobolevski.

Las autoridades rusas, de hecho, coinciden en esta valoración. El presidente de la administración rusa de la región, Kirill Stremousov, ya había avanzado esta semana que la principal tarea de las autoridades de ocupación es la de restaurar la economía de la región y "no se planean referéndums".

En este sentido, el alcalde de Jersón, Igor Kolijaev, ha apuntado que la intención de Moscú es una anexión directa. "Creo que lo más probable es que incorporen la región a Crimea. No tiene sentido crear una cuasi-república y no están preparados para el referéndum", ha explicado en declaraciones a la emisora ucraniana NV.

Rusia se anexionó Crimea en 2014 y después consolidó su control sobre la península a través de un referéndum en el que una mayoría aplastante de la población aceptó su incorporación. Este plebiscito ha sido rechazado por Ucrania y sus aliados internacionales.

Sobre la adopción del rublo, las autoridades ucranianas también han dado por imposible la "transición", anunciada este jueves por Stremousov, de cuatro meses en la que se usarán a la vez el rublo y la grivna, la moneda ucraniana.

Primero, por la dificultad del proceso. "Además de la distribución de rublos para pagar el funcionamiento de mecanismos como las 'pseudopensiones' que quieren imponer", ha explicado Sobolevski, todavía es necesario que la red acepte este "dinero, y los empresarios en la región no están listos para trabajar con rublos hoy".

En segundo lugar, por la incompetencia de las autoridades rusas. "Este es su plan pero todo lo que hacen les sale mal. Y viendo como es esta gente, creo que van a robar esos rublos antes de distribuirlos a la población", ha apuntado al portal de noticias ucraniano 'Público'.