Varias personas frente a las gradas colapsadas de la Plaza de Toros del Espinal en Colombia. | Reuters

0

El desplome de varios palcos de una plaza de toros ayer en el municipio de El Espinal, en el departamento de Tolima, en el centro de Colombia, provocó una tragedia con un saldo de al menos cuatro muertos y centenares de heridos, según el medio América Colombia.

Las imágenes del momento en que colapsan las endebles estructuras de madera atestadas de personas han dado cuenta del desastre ocurrido durante una corraleja, como se conoce en el país a las fiestas populares en las que el público baja a la arena para enfrentarse a novillos o toros pequeños.

"Le solicito a las alcaldías no autorizar más espectáculos con la muerte de personas o animales», expresó el presidente electo, Gustavo Petro, que acompañó su mensaje con un video aéreo del incidente. También destacó: "Espero que todas las personas afectadas por el derrumbe de la plaza puedan salir airosas de sus heridas". En este sentido, según el líder de izquierdas, esto ya había sucedido antes en Sincelejo, la capital del departamento de Sucre, en el Caribe colombiano.