Una imagen de archivo del laboratorio de Microbiología del Hospital Can Misses. | Marcelo Sastre

0

Según El País, «este sería el primer caso autóctono de cólera en España desde 1979», que tuvo lugar en Melilla donde se detectaron los primeros casos y se extendieron hasta Málaga, con 141 afectados, y Barcelona, con 70 afectados, también hubo algunos en Navarra, Granada, Sevilla, Córdoba, Ceuta y Jaén.

El epidemiólogo e investigador del instituto ISGlobal, Quique Bassat, considera que «aunque este es un episodio excepcional y pueda detectarse algún caso en el contexto de una finca en la que se consuma agua sin depurar, el riesgo para la población es prácticamente nulo porque debería suceder una catástrofe para que las redes de saneamiento existentes en un país con los controles de España fueran contaminadas».

Esta enfermedad infecciosa causa diarreas calambres y debilidad. En muchos casos el afectado sufre los síntomas levemente o, directamente, es asintomático, pero en otros casos esta enfermedad puede llegar a ser letal.

Se trata de una bacteria que se transmite habitualmente a través del contacto directo entre dos personas y a través de la contaminación de las redes de agua y alimentos. Por este motivo, el cólera afecta mayoritariamente a países subdesarrollados en los que se pueden llegar a producir grandes brotes y un gran número de muertos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se registran entre 1’3 y 4 millones de casos de cólera en el mundo de los que entre 21.000 y 143.000 terminan en fallecimiento.