0

Proclamó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el despacho oficial que mantuvo con el rey Felipe VI en el Palau de l’Almudaina que las leyes en España se cumplen y que su incumplimiento puede acarrear sanciones. Aludió, con estas afirmaciones, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien anunció que no aplicará las medidas de ahorro energético aprobadas por el Gobierno central.

Tramitación aplazada en 28 ocasiones

En esta misma comparecencia ante los medios, Sánchez se mostró esquivo y evitó comprometerse al ser preguntado por el retraso en la aplicación de las medidas fiscales del Régimen Especial de Balears que PSOE y Unidas Podemos aprobaron en Consejo de Ministros en febrero de 2019. Se limitó a decir que está en tramitación en el Congreso de los Diputados; en la línea de lo manifestado por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien, dos días antes dijo que «se está trabajando para hallar una fórmula».

Pero tanto Sánchez como Bolaños eluden cualquier referencia a que el Congreso ha aplazado en 28 ocasiones la tramitación de la parte fiscal del REB, que debía haber entrado en vigor el 1 de enero de 2020. PSOE y Podemos mantienen bloqueado el texto en la Cámara baja tras haber obtenido el visto bueno inicial en el Senado, pero sin el apoyo del PSOE.

Las leyes se deben cumplir   

El Govern estimó que más de 47.000 empresas de Balears y 71.000 autónomos se beneficiarían de estas medidas fiscales, que en conjunto suponen reducciones de 270 millones de euros para compensar los sobrecostes de la insularidad. Desde la oposición, Marga Prohens (PP) y Patricia Guasp (Ciudadanos) denuncian el retraso en la aplicación de la parte fiscal del REB, que tiene el carácter de Real Decreto Ley, y anuncian propuestas para desbloquear la tramitación. Porque las leyes se aprueban para ser cumplidas, como afirmó Pedro Sánchez.