Imagen correspondiente a una jornada de puertas abiertas del CEIP Sant Carles. | Archivo

0

Las familias con menores de 3 años están pensando en que colegio matricular a sus hijos, la incertidumbre, las dudas o el desconocimiento puede transformarse en una preocupación. La estadística establece que el primer criterio para decidir un colegio es la proximidad con el domicilio familiar. El segundo criterio, el horario escolar, las actividades extraescolares, el comedor, factores de conciliación con la vida laboral y familiar, etc. Y en tercer lugar, aparece el criterio del modelo educativo que el centro escolar implementa. Pero valoremos 3 cuestiones importantes:

¿Qué modelo educativo va más en consonancia con mi estilo de familia?
Existen diversos modelos y metodologías educativas: los tradicionales, por proyectos, bilingües, educación 2.0, holísticos, etc. incluso algunas escuelas combinan diferentes tipos dependiendo de los ciclos escolares. En ocasiones, las familias fundamentan sus opiniones sobre los coles tras compartir pareceres con otros familiares y amigos, escuchar las experiencias de otros es importante pero si no conocemos en profundidad el estilo metodológico del colegio podemos llevarnos sorpresas desagradables. Familias que se quejan que sus hijos tienen demasiados deberes o por el contrario que nunca tienen deberes, padres y madres que se sienten frustrados por que no pueden ayudar a sus hijos al no tener conocimientos significativos de inglés, no compartir los criterios de evaluación del centro, etc. Analizar qué modelo de educación se asemeja más a la forma de pensar de los progenitores debería ser uno de los primeros criterios de elección.

¿Qué tipo de educación se adapta mejor al perfil de mi hijo?
Definir el perfil de un menor con tan solo 3 años podría tener cierta dificultad, pero la mayoría de padres y madres ya intuyen algunas características de la personalidad de su hijo. Es decir, saben identificar si es un chico tranquilo o inquieto, si funciona mejor si es dirigido o con mayor libertad, si tiene facilidad para experimentar cosas nuevas o le gusta más estar protegido, etc. Estos aspectos también se deberían valorar en la elección del centro escolar, ya que el método de transmisión educativa determinará en gran medida la capacidad de aprendizaje del alumno. La conexión del alumnado con la metodología del profesor es uno de los pilares de un aprendizaje exitoso.

¿Qué relación escuela-familia propone el centro?
Las familias han de valorar su disponibilidad o su interés a ser partícipes del proceso educativo de sus hijos. Por un lado, se puede tener una actitud menos activa, de total confianza con el funcionamiento del centro, donde la relación se establece por medio de las tutorías y la presencia de los padres es más puntual y supeditada a eventos del propio centro. Por otra parte, se puede tener una actitud más activa, donde los progenitores quieren intervenir en el proceso educativo. Ejemplo: el colegio solicita y posibilita de manera continua la presencia de los progenitores en el aula para tratar contenidos. Estableciendo funciones y compromisos más allá de lo obligatorio. Establecer como criterio tus posibilidades de participación en la vida escolar es importante para mantener una relación escuela-familia óptima.


ivancastroconsulta@gmail.com