0

En Cala Tarida, donde cientos de hamacas saturan la playa sin control alguno, la moderna caseta de duchas servicios sigue cerrada porque nadie soluciona la falta de agua. La cutrez y la desidia sigue instalada en los cerebros de nuestros electos y bien pagados mandamases.