Zona frente al Gecko demarcada para impedir la presencia humana que pudiera interferir en el proceso de desove.

1

Una tortuga boba (caretta caretta) llegó a la playa de Migjorn, cerca de es Ca Marí, en Formentera, la pasada noche para desovar. Un socorrista fuera de servicio vio cómo la tortuga llegaba a esa zona y avisó al 112. Tras el aviso, desde el Consell de Formentera explicaron que pusieron en marcha el protocolo de avistamiento de tortugas ante este intento de puesta. Técnicos de Medio Ambiente y del servicio de socorrismo balizaron la playa para que no se acercara nadie, tal y como indica el protocolo y según las directrices dadas por los técnicos del COFIB del Govern. Precisamente, estos profesionales se desplazaron ayer por la mañana a la isla para comprobar si había huevos en los nidos hechos por la tortuga, pero finalmente no puso ningún huevo.

Desde el Consell de Formentera recordaron a la población que es básico no molestar al animal, no encender luces, no grabarlo con el móvil ni acercarse a menos de 10 metros. Tras ver a la tortuga, hay que llamar inmediatamente al 112 para dar aviso y que se active el protocolo. Es preciso recordar que ya el año pasado hubo un intento de puesta en la pitiusa sur y la tortuga se acabó yendo porque alguien se acercó, empezó a grabar con el móvil y asustó al animal.