Estado en el que estaba este fin de semana la zona de aparcamiento.

5

Usuarios y vecinos denunciaron este fin de semana, una vez más, la escasez de aparcamientos en la zona de sa Roqueta, un núcleo urbano ubicado en el Parque Natural de ses Salines. Este caos por la falta de aparcamiento provocó también problemas circulatorios al transporte público.

La consellera de Sa Unió, Verónica Castelló, denunció que este tipo de situaciones se producen cada vez que el viento sopla del sur-suroeste, «lo que hace que la gente se traslade a la zona de levante de la isla, donde hay poco aparcamiento que ofrecer tanto a residentes como a turistas».

Según Castelló, «llevamos años esperando a que se lleve a cabo la segunda fase de urbanización de esta unidad de actuación», algo que facilitaría la creación de nuevas plazas de aparcamiento y la descongestión de esta zona ubicada en el Parque Natural. «Apenas falta un año para que termine esta legislatura y habrán pasado otros cuatro años en que esta zona turística sigue abandonada como las de Maryland-Riu y es ca Mari», añadió.

Asimismo, destacó que otro factor que ayuda a que se produzca este caos circulatorio es la falta de efectivos policiales. En este sentido, la consellera de la oposición recordó que, en el año 2015, había una plantilla de 22 policías locales en Formentera. Sin embargo, un año después, y hasta este mismo año, hubo una auténtica desbandada de agentes, por lo que sólo había cubiertas 15 plazas. «Este año parece que la cosa ha mejorado un poco», indicó Verónica Castelló, «pero seguimos contando con una plantilla corta, especialmente en los meses de verano».

Segunda fase por ejecutar.

Sa Roqueta es una unidad de actuación que se desarrolló en una primera fase y de la que queda todavía una segunda fase por ejecutar. Una segunda fase en la que, en un principio, debería quedar toda la urbanización creada con su pertinente regulación.

Los vecinos de la zona, por su parte, llevan tiempo denunciando el «abandono» al que tiene sometido este enclave el Consell Insular y la falta de limpieza ya que, si bien los camiones de basura pasan por la zona a retirar el contenido de los contenedores, no hay ningún otro de servicio de limpieza en el lugar.

Además, según explican, al tratarse de un área turística cuenta con mucha afluencia de vehículos, lo que provoca en determinados momentos que el aparcamiento sea caótico «sin que haya ningún tipo de control por parte de las autoridades».

Por otra parte, Castelló señaló que este fin de semana también hubo problemas para aparcar en la zona de Illetas, donde se puso el cartel de completo antes de las 10 horas de la mañana al acceso a la playa.