Los padres de Can Misses hicieron el lunes una cacelorada para protestar por las carencias del centro.

2

El sindicato CSIF en las Pitiüses criticó ayer en un comunicado la «mala gestión» de la Conselleria balear de Educació sobre la falta de profesionales especializados en la atención a niños con necesidades especiales.

Según señaló la delegada del comité de empresa de educación del sindicato, Loli Guijarro, la plantilla de Auxiliares Técnicos Educativos (ATE) es la misma desde 2009. El sindicato califica la situación de «insostenible» y considera que «contratar auxiliares que hagan itinerancias dos días a la semana a un centro no es la solución».

Respecto al personal encargado de atender a los alumnos ibicencos con deficiencias auditivas, CSIF asegura que han estado contratados desde 2004 en la categoría inferior de auxiliares pese a realizar funciones de intérpretes de lenguaje de signos. Además, denuncia que la Conselleria ha desplazado a estos auxiliares a otros centros educativos para desarrollen las funciones correspondientes a la categoría profesional de ATE «dejando a los alumnos sordos sin el apoyo del intérprete e impidiendo su acceso a la enseñanza básica obligatoria».