Momento en el que el conductor provoca los desperfectos en la calle Castella de Eivissa.

0

La Policía Local de Ibiza tuvo que intervenir este fin de semana en dos accidentes de circulación.

El primero de ellos tuvo lugar este sábado en torno a las 21.15 horas en la calle Castella de la ciudad, cuando un conductor adelantó a otro turismo e invadió la zona de la calzada reservada para peatones. Al parecer, el vehículo se enganchó y rompió las cuerdas y pilones de la zona de la calzada reservada para peatones. Tras el accidente, el conductor trató de huir, aunque fue retenido por varias personas.

Entonces, la Policía Local se desplazó hasta el lugar de los hechos y, al llegar, comprobó que el hombre presentaba síntomas de haber bebido alcohol, motivo por el que fue imputado junto a otro delito contra la seguridad viaria puesto que viajaba con el permiso retirado tras haber perdido los puntos del carnet.

El otro siniestro tuvo lugar en la Avenida de Sant Joan sobre las 23.50 horas, cuando un turismo se salió de la mediana chocando contra una señal, arrancando por la base una farola de la carretera. El conductor salió ileso pero presentaba una tasa cinco veces superior a la permitida, motivo por el cual se le practicaron diligencias judiciales, siendo imputado por un presunto delito contra la seguridad viaria al conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La Policía Local de Ibiza también ha intervenido el fin de semana en un botellón, interponiendo ocho denuncias a los participantes por realizar esta práctica y otras ocho por no llevar mascarilla.