Francisco Lorenzo Tapia se dirige a los asistentes durante la cata. | Arguiñe Escandón

0

El objetivo era promocionar la calidad del aceite de Ibiza y, sin dudarlo, es algo que a los asistentes a la cata en las Bodegas Can Rich quedó bien claro. Este entorno idílico acogió este sábado un evento organizado por Pimeef en colaboración con el Consell d’Eivissa y en el cual los protagonistas fueron los aceites de oliva virgen extra de la Indicación Geográfica Protegida (IGP), Aceite de Ibiza.

[La cata de aceites en las Bodegas Can Rich de Ibiza Sabors, en imágenes.]

Uno de los directores de orquesta de la cita, el chef Daniel García Peinado, aseguró que sus intenciones al viajar a Ibiza y colaborar en estas iniciativas eran promocionar el consumo y uso del aceite virgen extra en la cocina, tanto entre restauradores como entre el público en general.

«Lo que intentamos es que la gente entienda que este producto se puede utilizar en algo más que en las típicas tostadas con aceite. Desde platos fríos a calientes o incluso postres, el virgen extra tiene una amplio espectro de aplicaciones con más de 260 variedades de aceitunas en el país», explicó.

Saludable

El cocinero ha hecho gala en numerosas ocasiones de su pasión por los usos del zumo de aceituna. De hecho, fue embajador del producto nacional en una jornadas celebradas en Washington con motivo del Día de la Hispanidad llegando a cocinar para el presidente Barak Obama. Entre sus intereses, destaca también la difusión de las propiedades saludables del aceite.

Sobre el de Ibiza, no dudó en mostrar su sorpresa por el hecho de que «en una isla tan pequeña» existan bastantes almazaras. También alabó la «variedad y calidad» del aceite local.

«Obviamente a Obama le daría a probar aceite ibicenco. Todos los aceites españoles tienen un grandísimo potencial», insistió.

Los expertos resaltaron también los beneficios del virgen extra para la salud de los consumidores, principalmente si se consume en frío puesto que es la «grasa más saludable que existe a nivel mundial», añadió el chef, que mañana dirigirá un taller para mostrar a los asistentes la versatilidad del producto en la cocina.

Cosecha de gran calidad

El presidente de la Agrupación en Defensa del Olivar de Ibiza, Mariano Tur, ya anticipó que la de este año puede ser una cosecha de gran calidad, parecida a la que lograron en 2018. Por el momento, están llevando a cabo la recolecta de la aceituna.

El doctor y especialista en aceites, Francisco Lorenzo Tapia, dirigió la cata en la que los 20 asistentes tuvieron que agudizar todos sus sentidos. Precisamente, Lorenzo aclaró que para evaluar la calidad de uno de estos zumos es necesario observar el color y olerlo a conciencia.

«Este tiene una intensidad media», señaló en voz alta una de las participantes. En total, cuatro aceites de Ibiza con diferentes colores y texturas fueron analizados por los ‘catadores’ por un día.

Previamente, el experto llevó a cabo una amena introducción histórica de lo que ha supuesto el «oro líquido» para las culturas mediterráneas, desde fenicios a palestinos. Según dijo, este producto es el «alimento vertebrador de la dieta mediterránea» y uno de los «más investigados a nivel mundial».

Más barato que un cubata

Asimismo, destacó que ya existen aceites virgen extra ecológicos «muy buenos» y desmintió que sea un producto caro: «¿Cuánto vale un cubata en Ibiza y cuánto dura?».

También puntualizó que «nunca mejora con el tiempo», de ahí la importancia de consumirlo con rapidez, así como de preservarlo correctamente.

«Este producto tiene de todo: cultura, patrimonio, salud», concluyó el experto.

El próximo 21 de octubre se cumple el primer aniversario de la inscripción Aceite de Ibiza’ / Oli d’Eivissa (IGP) en el registro de denominaciones de origen protegidas e indicaciones geográficas protegidas. Se trata de un virgen extra obtenido de frutos de las variedades arbequina, picual y koroneiki, tanto solas como en combinación y presentes como mínimo en el 90 por ciento del producto final.