Una cafetería de Ibiza el pasado sábado. | J.R.P.

38

La entrada en vigor del pasaporte COVID en hostelería ha acelerado la vacunación en Ibiza. Así, en la última semana (del 29 de noviembre al 4 de diciembre) se han inoculado en la mayor de las Pitiusas un total de 951 primeras dosis de las vacunas contra la COVID-19. Según los datos que se desprenden del Visor COVID del Govern, este pasado miércoles 1 de diciembre fue el día récord de pinchazos con 215 inoculaciones. Se triplica así la demanda de la primera dosis en la isla, puesto que la semana anterior (del 20 de noviembre al 27 de noviembre) el número de vacunas administradas fue de 350.

Según datos de la Conselleria balear de Salud, el 90% de esas primeras dosis que se han inoculado corresponden a personas menores de 50 años. No obstante, en Ibiza preocupa que el 33% de las personas que tienen entre 30 y 40 años todavía no hayan recibido ninguna dosis. Por este motivo, con el objetivo de intensificar la recaptación de personas que aún no están vacunadas, desde el Área de Salud de las Pitiusas ofrecieron, desde la semana pasada, la posibilidad de recibir la primera dosis de estas vacunas en los centros de salud sin cita previa. Desde entonces, en Ibiza sí se advierte un ligero aumento de las demandas para la vacunación hacia los puntos de inoculación sin cita.

Un crecimiento que coincide con el repunte de contagios en Europa y la llegada de la variante ómicron. Sin embargo, según fuentes sanitarias, ha sido la exigencia del pasaporte covid para poder acceder a restaurantes, cines y gimnasios lo que ha hecho elevar el número de primeras dosis durante los últimos siete días. Esto está generando que el ritmo de vacunación sea más alto, puesto que estas demandas se están fusionando con aquellos que tienen que recibir una dosis adicional.

Por lo tanto, progresivamente se está avanzando en la inmunización de grupos. Sin ir más lejos, el 78,4% de la población diana de Ibiza está ya inmunizada con la pauta vacunal completa, lo que representa un total de 105.579 personas. Un porcentaje que, sin embargo, aún está lejos de la media que tiene Mallorca o Menorca con un 84,3% y un 83,1%, respectivamente. Por su parte, Formentera, con 7.698 personas inmunizadas, es la isla de Baleares con menor porcentaje, un 71,9%.

Noticias relacionadas

Sin duda, el anuncio de la implantación del pase covid, y su posterior aprobación por el Govern, ha sido un gran aliciente que ha reactivado la vacunación en Baleares. Por ejemplo, en Mallorca, con la puesta en marcha del pase covid el sábado día 4 de diciembre, se vacunaron con la primera dosis más de 3.000 personas.

1.515 dosis

El día récord, como también sucedió en Ibiza, fue el uno de diciembre con 1.515 primeras dosis. Este crecimiento es debido a que, desde el comienzo de la semana pasada, ya se empezó a barajar la posibilidad de exigir el pasaporte para acceder a restaurantes. De hecho, el mero debate público sobre el requisito del certificado se empezó a notar entre los días 22 y 28 del mes pasado, puesto que ya comenzó a subir la vacunación. Por su parte, en Formentera, se han administrado 53 primeras dosis esta última semana, en total casi 8.000 personas tiene la pauta completa en la Pitisua menor.

En cuanto a la evolución de la pandemia, ayer se registraron cuatro nuevos positivos en las Pitiusas y se mantiene un paciente ingresado en la UCI de Can Misses.