El dueño del vehículo lo retiró el mismo domingo, poco después del suceso.

19

Siguió las indicaciones del GPS y acabó atrapado entre un margen de piedras y un pino, sin posibilidad de reconducir la situación sin ayuda de una grúa. Es el episodio vivido la mañana del domingo por el propietario de una furgoneta Mercedes que acabó encajonada en un vial de Cala Jondal. «Había configurado el navegador para llegar a la casa de un amigo y me mostró ese camino como el más rápido y viable. No había señales que indicasen que el camino no era apto para vehículos. El problema vino cuando llegué a ese punto», explicó ayer a Periódico de Ibiza y Formentera el dueño del vehículo. La imagen de la furgoneta obstaculizando el camino fue captada por un grupo de ciclistas y se hizo viral.

[Abandonada y obstaculizando un camino de Ibiza]

Noticias relacionadas

«Era domingo y tuve que realizar varias gestiones para poder sacar el vehículo. A mediodía ya estaba en casa, con varios daños pero en casa», indicó el conductor al que el navegador le «jugó una mala pasada».