El comisario de exposiciones Antoni Torres Martorell es la cabeza visible de esta asociación que cuenta con voluntarios en Baleares.

0

En 2018 un grupo de apasionados del arte, comandados por el prestigioso comisario de exposiciones Antoni Torres Martorell, repararon que hacía falta un nexo de unión entre artistas que trabajan en las cuatro islas de Baleares. Que faltaba dar un paso para que sus trabajos se pudieran exponer y que la gente de a pie conociera mejor sus trabajos. Así que para solucionarlo crearon la Associació d’amics de l’Art Contemporani de les Illes Balears bajo el nombre de Art amb B.

Lo que empezó de forma modesta poco a poco ha ido creciendo gracias a la implicación de artistas que de forma voluntaria trabajan incansablemente y a los apoyos de la Fundació Baleària y del Govern balear. «Es cierto que yo soy la cabeza visible del proyecto porque soy un apasionado del arte pero nada podría ser posible sin el trabajo desinteresado de Diana Bustamante en Ibiza y Formentera, Zulema Bagur en Menorca y otros más en Mallorca y sin Baleària quien nos ayuda con los gastos de transporte de las obras para las exposiciones y que es muy importante porque esto siempre es muy caro», explicó ayer Torres Martorell a Periódico de Ibiza y Formentera .

Gracias a todos Art amb B lleva a cabo un trabajo silencioso y a veces no muy apreciado pero sí muy efectivo. Desde que comenzaron han conseguido organizar cada año entre seis y siete exposiciones colectivas que van itinerando por distintos lugares del Mediterráneo, la Península e, incluso, el norte de África. Con ello se garantizan, según Torres Martorell, «dar visibilidad a unos 150 pintores, escultores o fotógrafos al año de los cuales una treintena son representantes de Ibiza y Formentera».

Según el comisario, actualmente tienen en marcha varias muestras, entre ellas, Mediterranis que se puede ver hasta el próximo 7 de marzo en el Club Náutico de Ibiza. Otra es Canyissos, donde cerca de medio centenar de artistas baleares, siete de las Pitiusas, han intervenido artísticamente un elemento agrícola popular de tablillas de madera que se usaba para secar albaricoque y que se conoce como sequer o canyís.

También destacan El mar de Balearics compuesta por una veintena de pintores, escultores, fotógrafos o ceramistas, que aportan su visión sobre lo que ofrece el mar; Els Ods dels Baleàrics donde Júlia Fragua, Miguel Ángel García López y José Carlos Bonet, entre otros, interpretan los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se aprobaron en 2015 por las Naciones Unidas como parte de la Agenda 2030 para mejorar la vida y proteger el planeta; o El nostre camp, un homenaje a los trabajadores que permiten que lleguen las frutas y hortalizas a los mercados, tiendas y restaurantes.

Además, cada año hay dos o tres colectivas con muchos más artistas como, por ejemplo, Baleàrics, que este año cumplirá su quinta edición. Además, ha tenido gran éxito Treballadores Ants donde más de 120 artistas de Mallorca, Menorca, Ibiza, Formentera, Andalucía, Cataluña, Valencia, Galicia o Euskadi transformaron en obras de arte hormigas de entre 18 y los 25 centímetros «como homenaje a aquellas mujeres que han pasado desapercibidas» y que ya se ha podido ver con gran éxito en tres lugares de Palma o en las murallas de Ibiza en marzo de 2021. Su próxima parada será dentro de un par de meses en Manacor con 26 obras de artistas pitiusos.

Exposiciones con mensaje
Torres Martorell aseguró que otro de los objetivos de Art amb B es que sus exposiciones «empleen el arte como forma de reflexión a través de un mensaje».

Algo que han conseguido, por ejemplo, con Pol·linitzadors, que ha reunido más de 50 obras de artistas de Baleares y de toda España, desde la pintura a la fotografía ,«para que se conozca mejor a estos animales y se tome conciencia de lo necesario que es cuidarlos y mantenerlos para seguir haciendo un mundo más sostenible». Se ha podido ver en el Centre de Cultura de Sa Nostra en Palma, en Can Salort de la localidad menorquina de Alaior, en la sede universitaria de la UIB en Ibiza, y este viernes se inaugura en la Sala de Exposiciones Caja Sur del pueblo andaluz de Algeciras. Incluso pasará por Ceuta, el Castillo de Guzmán el Bueno en la localidad gaditana de Tarifa, Denia, Galicia o Barcelona.

Además, fieles a esta idea de conjugar arte y mensaje en los próximos meses pondrán en marcha una de sus grandes exposiciones colectivas anuales. Según Antoni Torres Martorell llevará por nombre En extinción, criaturas marinas y los derechos humanos de los Baleàrics y contará con la participación de una treintena de artistas que buscarán llamar la atención sobre las especies, tanto vegetales como animales, que están en peligro de extinción en Baleares.