Diana Bustamante en una imagen reciente tomada en su estudio.

0

La artista madrileña afincada desde niña en el municipio de Santa Eulària, Diana Bustamante, sigue viajando con gran éxito con su exposición Des de la mar.

Desde el pasado 18 de diciembre y hasta el próximo 29 de enero de este año se puede ver en la Sala Florentines del Casal de Cultura Can Gelabert del pueblo mallorquín de Binissalem en lo que supone una nueva parada de una gira que le ha llevado por todo el territorio nacional. Tras su puesta de largo en julio de 2020 en Els Magazinos de la localidad alicantina de Dénia, ha pasado por Sa Nostra Sala en Ibiza como reconocimiento a su premio Vuit d’Agost concedido por el Consell d’Eivissa, el Museo Man del pequeño y bonito pueblo pesquero de Camelle, en A Coruña, la galería Malvin Gallery de Madrid, la Torre de los Duques de Medinaceli de El Verger, el Museo de Arte Contemporáneo de Pego, o el Centre Cultural Casa Municipal de Cultura de Pedreguer, todo ello en Alicante. Además, si todo va bien, esta previsto que haga su última parada en el mes de febrero en la sala Ajuntament Vell de Formentera en fechas que aún no están confirmadas.

La muestra, que ha vuelto a ser comisariada por Antonio Torres Martorell y coordinada por la Asociación Art amb B en colaboración con el Ayuntamiento de Binissalem y la Fundación Baleària, recoge una serie de obras en las que Bustamante ha llevado a cabo un recorrido pictórico por los enclaves más bellos y representativos del paisaje de la costa mediterránea y atlántica.

Lugares costeros icónicos
En total, el espectador puede contemplar una veintena de cuadros de distintos tamaños que tienen en común la particular interpretación que la artista hace de lugares tan icónicos como el islote ibicenco de Es Vedrà, ses Illetes en Formentera a través de una espectacular vista aérea, Sa Foradada en Mallorca o Cala Macarella en Menorca. Incluso, se podrá viajar al norte de España con obras que están dedicadas al Cabo Vilán y la Playa de Camelle que miden 35 por 35 centímetros o el de la Casa de Man de 1 metro por 80 centímetros.

En este sentido, en el catálogo de Des de la Mar, Sandra Pilato Iranzo, de la Fundació Baleària, asegura que «la exposición recupera la herencia impresionista del paisaje mediterráneo desde una nueva y hábil versión contemporánea de esencia minimalista».

Por su parte, el comisario de la muestra, Antoni Torres Martorell, escribió que Diana Bustamante «se pasea retratando las cuatro islas que forman parte de Baleares y las hermana con las costas vecinas de la península y con una pequeña incursión atlántica, y en este transitar, consique que nos aflore el sentimiento de darnos cuenta de que vivimos rodeados de mar».