0

La Escola d’Art d’Eivissa sigue generando talentos que gracias a su creatividad darán que hablar en el mundo de las artes en un futuro no tan lejano. El último nombre que apuntar es el de la joven Júlia Aguiló Ribas, que con 18 años, acaba de conseguir un accésit en las Olimpiadas de Dibujo Artístico que organiza la Universitat de les Illes Baleares.

Estudiante de 2º de Bachillerato Artístico en la escuela, Júlia suple su timidez con una tremenda habilidad en todo lo que tiene que ver con el dibujo o la pintura. Algo que llena de orgullo a su profesora en la asignatura de Dibujo Artístico y Técnicas de Expresión Gráfico Plástica, la conocida pintora Júlia Fragua. «Estoy tremendamente orgullosa de tener tantos estudiantes tan brillantes pero en el caso de Júlia aún más porque es una chica que tiene tanto talento que estoy segura que puede llegar a conseguir todo lo que se plantee dentro del campo del arte».

Por ello, Fragua fue una de las primeras que animó a la joven estudiante a participar en estas olimpiadas. «Siempre la animo a que estudie realmente lo que le guste y que sea feliz en esta vida pero me gustaría que siguiera adelante porque tiene un gran nivel de dibujo y de pintura, porque es muy buena creando personajes y porque dedicarse al arte es precioso ya que es lo que nos acaba salvando de la dura realidad».

Un busto y una acuarela

Para participar en las Olimpiadas de Dibujo Artístico Júlia Aguiló Ribas decidió presentar dos obras de gran nivel. Una de ellas fue un espectacular busto, elaborado con lápiz y carboncillo, de una escultura de yeso que tienen en su clase de la escuela y la segunda una preciosa acuarela.

Ahora, según confesó a Periódico de Ibiza y Formentera esta joven, que llegó a la Escola d’Art d’Eivissa animada por su prima que ya estudiaba en el centro tras ver el nivel que tenía y que siempre desde pequeña andaba pintando, su intención es aprovechar el verano para descansar tras un período de exámenes muy duros.

Luego, tal vez, se marchará a estudiar a Barcelona persiguiendo el sueño de estudiar algún curso o parecido que tenga relación con el mundo de la animación digital. «Desde hace muchos años me han encantado las películas de animación y por ello me encantaría poder dedicarme a la parte que se conoce como concept, donde se crean de cero los personajes o los paisajes, aunque no descarto en absoluto poder acabar en el mundo de los vídeo juegos o de la animación en tres dimensiones porque tengo claro que lo que quiero es ir poco a poco y con calma».