Varias personas brindan con uno de los vinos ofrecidos en la cata por la bodega ibicenca. | Marcelo Sastre

0

La bodega Ibizkus, ubicada en el municipio de Santa Eulària, acogió este viernes la visita de Eivissa en Gran, el proyecto que impulsa el Consell d’Eivissa desde octubre del año pasado que ofrece actividades lúdicas para los mayores de la isla.

Desde hace unos meses, el programa trata de ser de carácter más cultural y, con esta nueva visita a Ibizkus, ya son tres las excursiones a bodegas este año. «Empezamos con senderismo y, en septiembre, comenzamos con actividades más culturales y al aire libre para que visiten sitios donde nunca han estado y ayudarlos con la postpandemia», explicó Ana Serapio, coordinadora del programa Eivissa en Gran, a Periódico de Ibiza y Formentera.

Durante la jornada de ayer, las 25 personas apuntadas a esta excursión pudieron conocer la historia vitivinícola de la isla y algunas de las variedades de vino autóctonas. Una «experiencia única» a la que «mucha gente se ha apuntado este año», como afirma la coordinadora.

Previamente a la cata de vinos, Henrik Smith, director de marketing y comunicación de la bodega, ofreció a los asistentes una proyección donde expuso brevemente la historia de Ibizkus y las variedades que producen.

«Nos encantan estas visitas, ya hemos tenido unas cuantas. Para mí es un orgullo poder hacer la presentación a gente de la isla, no a turistas, y que vean un poco lo que hay detrás y la importancia de la protección de este patrimonio», puntualizó Smith.

Un patrimonio vitivinícola que, como afirma el representante de Ibizkus, es «todo un reto». «Todo es un poco más complicado por la distancia. La semana pasada se nos estropeó la etiquetadora y tuvieron que venir desde La Rioja. En total 3 días lo que en la península supondría una hora o dos», matizó.

Los asistentes pudieron probar vinos blancos, rosados y tintos. Los primeros, están elaborados principalmente por malvasía, una variedad de Ibiza, y los rosados y tintos a partir de la variedad monastrell. «Es una excursión muy interesante de una actividad que, al menos aquí en Ibiza, no estamos acostumbrados», explicó Toni Marí, uno de los participantes de Eivissa en Gran.