Las fotografías quedaron expuestas en el hall de la entrada del instituto. | Daniel Espinosa

0

El IES Sa Blanca Dona ha acogido durante estos días un concurso muy original y divertido en el que se han compaginado a la perfección dos mundos a priori tan distintos como son la filosofía y la fotografía.

El concurso lo ha puesto en marcha el Departamento de Filosofía del centro después del éxito que tuvo la primera edición que se celebró el año pasado y su intención, tal y como aseguró la responsable del departamento María Alonso a Periódico de Ibiza y Formentera, ha sido «acercar la filosofía a los jóvenes desde un punto de vista creativo y con espíritu crítico y que así no lo vean como un mundo muy lejano a todos ellos».

Para conseguirlo se propuso una idea sencilla pero también efectiva. Todos los interesados tenían que presentar una fotografía inédita realizada por ellos, tanto en Ibiza como fuera de la isla, y junto a ella tenían que incluir una frase o reflexión filosófica que hiciera referencia a lo que en ella se veía o lo que para ellos significaba.

La primera edición estuvo dirigido únicamente a los estudiantes de 1º de Bachillerato y en esta ocasión se ha decidido abrir la convocatoria a los de 4º de ESO y 1º y 2º de Bachillerato, consiguiendo un gran éxito de participación con más de 100 fotografías presentadas, incluyendo incluso algunas que han aportado el personal docente y administrativo del propio instituto. «Ha sido increíble la respuesta por parte de todo el centro y el interés que ha despertado el concurso y eso es muy buena señal porque con ello damos un paso más para mostrar que la filosofía puede ayudarnos en nuestro día a día más de lo que nos pensamos y que es algo mucho más que simples ideas aburridas y alejadas de la realidad», confirmó María Alonso.

Las ganadoras


Las ganadoras de esta edición se conocieron este miércoles por la mañana después de que desde primera hora Alonso y su compañero en el departamento Tomeu Reus montarán una pequeña exposición con todos los participantes en el hall de la entrada del instituto.

El primer puesto, dotado con un vale de material didáctico, fue para Noelia Ferrer, una estudiante de 1º de Bachillerato que decidió presentar una original fotografía en color en la que se pueder ver la sombra que proyecta el sol sobre dos pelotas de tenis amarillas sobre una superficie de arcilla y la reflexión «és realment l’ombra un reflexe fidel de la realitat?».

Después, el segundo puesto fue compartido para dos alumnas de 2º de Bachillerato, Clara Tur y Clara Martínes. La primera apostó por una fotografía de varias chicas mirando en círculo sus teléfonos móviles bajo la pregunta de «Ens apropen o ens allunyen?» mientras que la segunda aprovechó unos pies con unas zapatillas de bailarina para, bajo el nombre de Serendipia, escribir «por fin encontré mi ritmo cuando me di cuenta de que incluso los pasos hacia atrás eran parte del baile».

«Un gran nivel»

Debido al volumen de participación y al nivel de las imágenes y reflexiones presentadas, Alonso aseguró que el jurado compuesto por otros profesores de Departamentos de Plástica o de Historia «lo han tenido muy difícil para elegir a la ganadora y a las dos finalistas del concurso».

No en vano, se han presentado fotografías impactantes como la que refleja dos manos de dos personas unidas en blanco y negro bajo con la reflexión «dos generaciones unidas por aquello que mueve el mundo: el amor», la de unos senallons en un almacén que plantea «lo que para unos es basura para otros es historia» u otra de una chica paseando por una calle de noche iluminada por preciosas bombillas en la que se puede leer el texto «todos los pensamientos verdaderamente grandes se conciben mientras caminamos».