Los estudiantes fueron al recinto ferial a recibir formación por parte de Cruz Roja. | Daniel Espinosa

1

Hace cinco años dio inicio en el IES sa Blanca Dona el proyecto de voluntariado ‘Educando Voluntariado’ a través de Equip Voluntari Eivissa.

Una idea que, según explicó a Periódico de Ibiza y Formentera Albert Belda, uno de sus coordinadores junto a Àngels Roig, se trata de «un proyecto de coeducación para impulsar la igualdad que comenzó cuando Vicent Costa de Equip Voluntari se presentó en el instituto y nos comentó la posibilidad de introducir el voluntariado en sa Blanca Dona y como nos pareció muy buena idea decidimos ofrecérselo a los alumnos de 3º de ESO a partir del siguiente curso».

Desde el instituto aceptaron el proyecto e hicieron la programación de las charlas, actividades y salidas que se iban a llevar a cabo para incluirlo dentro de los proyectos educativos de aprendizaje-servicio. Actualmente, este curso está enfocado a los 150 estudiantes de 3º de ESO y participan 50 alumnos por trimestre.

Además,Albert Belda explicó que se desarrolla en este curso por la edad que tienen los estudiantes. «Cuando tienen 15 o 16 años están en un momento en el que son más empáticos y con este proyecto se dan cuenta de que tienen la posibilidad de ayudar a cambiar el mundo».

Los proyectos siempre tienen la misma dinámica y constan de dos fases. En la primera, el profesor explica los objetivos del proyecto, muestra trabajos realizados durante años anteriores y los voluntarios van al centro a realizar charlas y una empresa externa les lanza un reto.    Después, en la siguiente fase, los alumnos deciden dónde quieren ayudar y vivir la experiencia de ser voluntarios. «Los voluntarios que vienen a contar su experiencia hablan de la satisfacción que sienten cuando realizan estas actividades, explican por qué se han propuesto ser voluntarios y cuentan algunas situaciones que han vivido y eso siempre acaba por ser muy efectivo.

Actividades en dos semestres

Tanto que en este curso se han puesto en marcha distintas actividades.    Por ejemplo, en el primer trimestre se realizó la primera Fira del Voluntariat que organizaron los grupos E y B de 3º de ESO y que tuvo una gran acogida e implicación por parte de todo el instituto.

Mientras, en el segundo los grupos C y F han desarrollado dos proyectos. El 4 de febrero prepararon una gimcana inclusiva para los alumnos de 1º de ESO en la que hubo mucha participación y el 16 de febrero organizaron una rifa solidaria en la que ellos mismos se pusieron en contacto con las empresas para poder ofrecer lo que se sorteaban y en la solo se podían pagar los boletos mediante alimentos que posteriormente se llevaron a las instalaciones de Equip Voluntari de Platja d’en Bossa.

Para poder hacer realidad estos proyectos, los alumnos disponen de dos horas a la semana centradas en el trabajo y la organización de lo que van a hacer. Son horas de libre elección que tiene el centro y puede invertirlas en este tipo de propuestas. Además, los martes y miércoles efectúan las salidas para realizar el voluntariado.

Los alumnos eligen

Albert Belda comentó a este periódico que en la segunda fase del proyecto los alumnos tienen diferentes opciones y deciden dónde quieren realizar el voluntariado. «Estos voluntariados son un baño de realidad para todos los chicos y chicas ya que se dan cuenta de que pasan cosas alrededor suyo y se ven protagonistas para poder cambiarlas, entendiendo además que pueden ser útiles en su entorno para conocer otra realidad y poder mejorarla».

En este caso, este segundo trimestre empezó con la visita    al banco de alimentos de Equip Voluntari en Platja d’en Bossa mientras que otros alumnos fueron al Centro de Protección Animal de sa Coma donde les explicaron el funcionamiento del centro y la importancia de fomentar la adopción de perros y gatos a través de redes sociales.

Por otro lado, el pasado 8 de marzo los estudiantes que optaron por ayudar a la Cruz Roja participaron en un taller de primeros auxilios en el Recinto Ferial de Eivissa donde aprendieron las nociones básicas para socorrer a una persona accidentada    y practicaron y aprendieron el protocolo PAS.

Incluso, también han visitado el polideportivo de Can Guerxo para colaborar con el club deportivo CRICSes Salines, donde realizaron prácticas de deporte adaptado junto a los usuarios de AEMIF y asistieron a un charla organizada por la Clau de s’Armari en el Casal d’Igualtat sobre el respeto a la diversidad, la orientación sexual y la identidad de género.

Las últimas salidas del segundo trimestre fueron a los centros adscritos al IES sa Blanca Dona, donde los alumnos dieron charlas y propusieron diferentes dinámicas de grupo a los niños de primaria entre los que estaban maestros, amigos, familiares y recuerdos de su infancia.