Can Misses en una imagen de archivo. | Daniel Espinosa

6

El goteo de marchas de médicos y otros profesionales sanitarios continúa en Ibiza. En este sentido, el Área de Salud pitiusa confirmó este miércoles a este rotativo que el mes que viene el servicio de Anestesia se quedará únicamente con 12 profesionales tras producirse una jubilación y la marcha de otro anestesista a la Península con toda su familia por motivos personales (en este punto es preciso recordar que ya el mes pasado se produjo otra marcha de otro anestesista, tal y como informó este rotativo en aquel momento). En paralelo a estas dos salidas, el Área de Salud trabaja en dos próximas contrataciones para suplir estas dos ausencias, una de las cuales ya está muy avanzada, según recalcaron. Por tanto, el servicio volverá a tener 14 profesionales cuando se formalicen estas dos próximas contrataciones.

Pese a ello, la plantilla seguirá estando incompleta. Así, la plantilla de Anestesia de todo el Área de Salud pitiusa está formada por 18 puestos de trabajo, de los cuales 16 corresponden a Ibiza y otros dos a Formentera. En Formentera, las plazas están cubiertas y el principal problema se centra de nuevo en Can Misses.

Las medidas

Desde el Área de Salud recordaron este miércoles que el servicio de Anestesia es uno de los que más movilidad tiene no sólo en los hospitales pitiusos y baleares sino de todo el país ya que son profesionales muy demandados por su perfil. A esto se suma el déficit histórico que arrastra Ibiza en este perfil profesional en concreto. Esta situación de falta de personal está provocando más guardias entre los que quedan trabajando en Can Misses y retrasos en las operaciones, según ha confirmado este periódico con profesionales de este servicio, quienes señalaron que no están funcionando actualmente todos los quirófanos y exigen soluciones rápidas y efectivas.

Además de suplir con otros dos profesionales las dos próximas ausencias, dos anestesistas del hospital mallorquín Son Espases se desplazarán a partir del mes que viene dos veces a la semana para prestar servicio en Can Misses. En cuanto a la duración de este refuerzo llegado desde Mallorca, desde el Área de Salud pitiusa precisaron que prestarán servicio en Can Misses hasta que se normalice la situación y haga falta. En paralelo, se volverá a recurrir a una empresa externa para reforzar este servicio y completar la plantilla en función de las necesidades asistenciales. Tal y como se hizo el verano pasado, se hará un concurso abierto, de conformidad con la ley de contratos del sector público.

El objetivo, según reconocieron desde el Área de Salud, es recuperar el «buen ritmo asistencial» con el que empezó el año este servicio ya que en el primer trimestre de este año han aumentado un 40,75% las intervenciones quirúrgicas y han estado operativos los ocho quirófanos, llegando a «alcanzar la máxima actividad quirúrgica desde la apertura del nuevo hospital», precisaron fuentes del Área de Salud. Este buen ritmo se ha visto interrumpido por el goteo de salidas (recordemos, al menos tres entre el mes pasado y junio), razón por la que recurren a refuerzos de Son Espases y a una empresa externa para intentar recuperar el ritmo.

En este punto es preciso recordar que el mes pasado Salud lanzó una oferta laboral de siete plazas para este servicio de las que finalmente se han logrado cubrir tres. De estos tres, dos tenían contratos eventuales en el servicio y el tercero ha llegado de fuera.

Anestesia no es el único servicio del hospital que tiene falta de personal en Ibiza. En este sentido, en marzo se marchó el jefe de Oncología tras una década trabajando en Ibiza, lo que originó que Formentera se quedara temporalmente sin este servicio y se tuviera que recurrir al refuerzo de oncólogos venidos de Son Espases. Este mes de mayo también ha trascendido que la unidad de Patología Dual se quedó sin su único psiquiatra y esta misma semana se ha conocido que una médico de Urgencias se marchaba de Ibiza. Sobre este último punto, desde el Área de Salud precisaron que esta profesional no se marcha al País Vasco sino a Asturias y que no se va definitivamente de Ibiza sino que ha solicitado no trabajar los meses de verano y se espera que regrese al servicio de Urgencias en el mes de septiembre. Fuentes del Área de Salud recordaron que Urgencias es un servicio en el que se produce también mucha movilidad no tanto porque los profesionales se vayan de Ibiza sino porque ellos mismos solicitan el cambio para trabajar en otras áreas, como irse al hospital de Formentera o bien al 061.