La última gran cola esperando taxi bajo la lluvia en la parada del puerto tuvo lugar este pasado miércoles. | Daniel Espinosa

28

El concejal de Movilidad en el Ayuntamiento de Ibiza, Aitor Morrás (Unidas Podemos), culpó este jueves a los turistas de las largas colas que se pueden observar estos días en las paradas de taxi del municipio. «Hay colas porque hay demasiada gente que no es conveniente que llegue a la isla», aseguró el edil durante la sesión plenaria celebrada por la mañana en el Ayuntamiento.   

Morrás respondía de este modo a una moción de control presentada por el PP sobre el transporte discrecional y movilidad en la ciudad. Fue el concejal popular Ignacio García el encargado de cuestionar las acciones del Gobierno municipal en este área. García preguntó a Morrás por cuestiones como la propuesta del Ayuntamiento para establecer la zona de bajas emisiones (ZBE), que debe fijarse antes del año que viene, o qué reuniones ha mantenido el responsable de Movilidad con las empresas de transporte discrecional para fijar las nuevas paradas.

Noticias relacionadas

El concejal popular acusó a Morrás de no haber activado las medidas necesarias para implantar la ZBE. García también puso en duda que Morrás se haya reunido con las empresas de transporte discrecional para fijar las paradas, que, dijo, «solo están sobre el papel». «Usted tiene un plan de movilidad en el metaverso», afirmó Ignacio García, «baje a la realidad». El edil aprovechó su intervención para proponer al responsable de Movilidad ampliar el número de paradas para los taxis, a la vista de la acumulación de personas detectada en las ya existentes en cuanto ha comenzado la temporada turística. Y a esta propuesta reaccionó Aitor Morrás con un encendido discurso en contra del turismo.

«Las colas de los taxis», dijo el concejal de Unidas Podemos, «son como las meigas. Haberlas, haylas. Están en todos los municipios». Y advirtió de que si se sigue «llenando la isla de gente», los consistorios no «darán nunca a basto para dar servicios públicos a 400.000 personas en una isla de 150.000». «Hay colas porque hay demasiada gente que no es conveniente que llegue a la isla», prosiguió el responsable municipal de Movilidad y preguntó a los populares, «¿hasta dónde quieren crecer?».

Aitor Morrás también señaló que el Consistorio «hace lo posible» para facilitar que empresas privadas como las del transporte discrecional lleven a cabo su trabajo en instalaciones públicas. Y se preguntó «hasta cuándo» podría mantenerse esta situación. Él mismo se dio la respuesta al afirmar que el establecimiento de la ZBE servirá para «limitar las entradas de todos los coches» en la isla de Ibiza. Algo que insinuó que debe afectar también a las empresas de alquiler ibicencas y no solo a las de fuera. Y una acción que recordó que también ha de llevar a cabo el Consell d’Eivissa.