El alcalde de Vila, Rafa Ruiz, en el último pleno municipal.  | Marcelo Sastre

13

Los representantes de las organizaciones sindicales CSIF, Comisiones Obreras y SPPME del Ayuntamiento de Eivissa han redactado un comunicado conjunto en el que critican con dureza la gestión del gobierno que dirige el alcalde, Rafa Ruiz.

En el comunicado, los sindicatos exponen: «Una pieza clave que toda empresa o administración funcione con eficacia y eficiencia empieza por un departamento de Recursos Humanos que funcione como un reloj y respete tanto el derecho de todos los trabajadores como de sus representantes sindicales, aplicando los principios de igualdad y transparencia. Pero eso no ocurre desde hace tiempo en el Ayuntamiento de Ibiza».

Los tres sindicatos firmantes del comunicado denuncian que el departamento de Recursos Humanos «parece un departamento sin nadie al mando». «Han puesto un cargo de confianza cuya principal función parece ser la de actuar de barrera para que los trabajadores no molesten a los políticos con sus problemas y reivindicaciones», señalan.

En este sentido denuncian que «los procesos de selección de personal, tanto oposiciones como bolsas, están paradas». «En los procesos de selectivos hay algo que no funciona», añaden.

Relación puestos de trabajo

Los tres sindicatos denunciantes esgrimen que en estos momentos el gobierno de Ruiz mantiene que la Relación de Puestos de Trabajo siguen adelante y que se aprobará antes de las elecciones de 2023.

«Lo que no dicen es que las reuniones están prácticamente paradas. A pesar de que en la primera reunión en marzo se comprometieron a agilizarlas y a celebrar una reunión cada diez días, la realidad es que desde entonces solo se han celebrado dos en abril, en mayo ninguna. A día de hoy no hay ninguna noticia ni explicación a este parón», señalan.

«La carrera profesional se la quitaron rápido de encima presentando un panfleto infumable. No aceptaron el borrador consensuado por todos los representantes sindicales, que es el mismo modelo de carrera que se ha aplicado en el 95% de municipios tanto en Mallorca como en Menorca, el Consell d’Eivissa y el Consell de Formentera. Se nos prometió nuevas reuniones para llegar a un consenso sobre el tema. Seguimos esperando la convocatoria», lamentan.

Los tres sindicatos sostienen que las negociaciones para la mejora de las condiciones de los empleados no funcionan. «Nos preocupa de forma especial que desde el mes de septiembre pasado no se nos haya presentado ni una sola acta, solo la que el equipo de gobierno tiene que presentar para la aprobación de los Presupuestos. Es decir, llevamos diez meses negociando sin tener un acta que confirme o sirva de prueba en los avances en las negociaciones. Y eso que las hemos solicitado verbalmente y por escrito», acusan los tres sindicatos firmantes del comunicado que obra en poder de este periódico.

Para dichos sindicatos «no menos grave es la falta de contestación a las diferentes solicitudes presentadas por los sindicatos, e igual de grave o más si cabe, también se dejan sin contestar algunas solicitudes presentadas por el personal. Podemos decir que los trabajadores del Ayuntamiento de Ibiza y los representantes sindicales sufrimos más que nadie el famoso silencio administrativo de la administración».

Por último, los sindicatos recuerdan que cedieron su local para poder tramitar las ayudas covid durante la pandemia. «Una vez finalizado el estado de alarma se reclamó la devolución del local a los sindicatos. Se ha solicitado reiteradas veces, por escrito y registro de entrada, incluso en una entrevista con el alcalde, y aunque está reconocido por ley, seguimos sin local». «El reconocimiento de los derechos sindicales no funcionan», acusan.

«Estamos viendo cómo les dan igual las normas, prometen más negociaciones que después no cumplen, pocas convocatorias, y políticos que ni se dignan a asistir a las mesas de negociación», añaden.