Los hoteleros pudieron conocer ayer estos datos durante su asamblea anual ordinaria. | Marcelo Sastre

3

Los hoteles de las Pitiusas llenaron el 67% de sus camas en el mes de mayo. La misma cifra que en el año 2019, que es la más elevada para ese mes en la serie histórica.

Una cifra esperada por el sector para tomar el pulso al inicio de la temporada, dado que mayo es el mes en el que la planta hotelera se pone a funcionar a pleno rendimiento. Con estos datos se aprecia la deseada vuelta a la normalidad por parte del sector hotelero ibicenco.

Si se comparan estos datos con los del año pasado se aprecia un incremento de la ocupación del 46% respecto a mayo de 2021.

Por municipios, Vila fue el que tuvo unos datos de ocupación más elevados, superando el 70%. Le siguieron los hoteles de Sant Antonio y Bahía, la zona con mayor número de establecimientos hoteleros, que vendió el 69,9% de sus habitaciones; en Santa Eulària la ocupación se situó en el 68,4%, en Sant Josep en el 68,1% y en el norte de la isla en el 66,1%.

Formentera tuvo en el mes de mayo unos resultados más discretos, con una ocupación del 43,2% que, a pesar de todo, va en la misma tendencia que Ibiza si se compara con 2021 cuando la ocupación fue del 30,5%.

Buena perspectiva del sector

Para la presidenta de los hoteleros reelegida este miércoles en su Asamblea General, Ana Gordillo, estos datos son un preludio de la que ya se preveía que iba a ser una buena temporada.
«Teniendo en cuenta los datos de 2021 hemos incrementado en casi la mitad la ocupación, pero debe tenerse en cuenta que en mayo del año pasado no llegamos apenas al 20% de la planta hotelera abierta cuando este año hemos rondado una apertura del 80% de los establecimientos», hizo notar Gordillo.

Resaltó por tanto que se trata de unos datos muy buenos, con un ascenso importante de la ocupación en la segunda quincena de mayo (en la que la ocupación media alcanzó el 73%) y apuntó que en el caso de Formentera los datos de ocupación suelen ser mejores que los de Ibiza en los meses de junio, julio y agosto.

El vicepresidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales (CAEB) José Antonio Roselló resaltó la recuperación generalizada, deteniéndose en dos aspectos a observar: que la zona de Sant Antoni y Sant Josep ha vuelto con fuerza y la pujanza del área de Ibiza y los números de Santa Eulària.

El director insular de Turismo indicó que, sin entrar en profundidad, casi un 70% de ocupación es una buena cifra para un mes de mayo, más viniendo de dos año complicados.

Indicó además que las previsiones de las que tiene conocimiento el Consell para los meses venideros son «muy buenas» y que habrá que ver si estos datos se consolidan en el mes de junio.

El apunte
Isaac Vaquer Ferrer

Una comparativa compleja con años de actividad atípicos por la Covid

Isaac Vaquer Ferrer

A la hora de comparar los datos de ocupación debe tenerse en cuenta el grado de apertura de la planta hotelera para hacerse una idea de la magnitud real de los datos respecto al año pasado. Así, en el mes de mayo de 2021 abrieron sus puertas el 17% de los hoteles mientras que este año la planta abierta a finales de mayo alcanzaba prácticamente el 90%. Por tanto, la ocupación del 45% que se produjo el año pasado implicaba un número muy pequeño de turistas comparada con la ocupación del 67% que se ha producido este año. La comparativa con el año 2019 permite hacerse mejor idea de lo que implican estos números, cuando las cifras de apertura de la planta y de ocupación fueron prácticamente las mismas. La evolución ese año fue más progresiva, dado que la ocupación de abril estuvo en el 62% frente al 67% de mayo. En 2022 la ocupación de abril fue del 52% y subió 15 puntos en mayo.