Las pruebas han comenzado este sábado por la mañana con el primer examen de las oposiciones. | Irene Arango

5

Hacer la oración, tener un amuleto guardado en el bolsillo del pantalón, colocar estampitas de santos en casa o encender velas de altar. Nada es suficiente cuando el factor suerte está presente. Con esta sensación de nerviosismo, y rezando un Padre Nuestro, se trasladaron varios docentes interinos desde Formentera a Ibiza.

El motivo es que ayer comenzó la carrera de fondo para los profesores que aspiran a una plaza fija en la educación pública de Baleares: En Ibiza se presentaron ayer más de 200 opositores para 92 puestos y 6 por Formentera para las mismas plazas, un 67% de los docentes inscritos en la oposición.
«Este año la presión es más alta en la isla porque hay más plazas y se presenta menos gente», destacaron a Periódico de Ibiza y Formentera varios docentes minutos antes de cruzar la puerta del IES Sa Blanca Dona, sede de esta convocatoria en Ibiza.

Cabe recordar que los porcentajes más elevados de vacantes a nivel balear corresponden a profesores de Secundaria, un 36%, y Maestros, un 59%.

«Mucha ilusión»

El día de ayer estaba marcado a fuego en la cabeza de más de 300 personas que habían presentado su solicitud para examinarse, aunque al final se presentaron 219. La mañana empezó con nervios, pero con mucha ilusión. Muy pocos dedicaron el tiempo previo a repasar el temario de la oposición.

«Revisar minutos antes de la prueba no sirve de nada, ni siquiera un día antes. Ayer estuve paseando por la playa», explicó Joan, docente interino en Secundaria. Este profesor, que trabaja en un centro de Valencia, señaló que como la Generalitat Valenciana aplazó las oposiciones para Secundaria, se han inscrito muchos docentes de esta provincia a esta convocatoria en Ibiza.

«Tengo aquí familia. Me encantaría vivir en la isla y poder aportar todos mis conocimientos educativos», explicó. «He venido a aprobar, no a probar», puntualizó. Muy cerca de Joan, estaba Mar Escobar. Esta docente interina de Matemáticas señaló a este medio que cada año quedan muchas plazas sin asignar. «Luego desde Educación dicen que necesitan más docentes, que falta profesorado, pero los contratan en régimen de interinidad. Esto no tiene ningún sentido para la estabilidad del sector», subrayó mientras buscaba su aula de examen. Decenas de aspirantes aguardaban en la puerta principal, compartiendo impresiones. Es el caso de los docentes Israel Rodríguez y Toni Piqueres. Ambos se mostraron ayer muy tranquilos y risueños.

«Tenemos pocas posibilidades de conseguir una plaza, puesto que solo hay una vacante para profesor de Geografía e Historia en Ibiza», señaló Piqueres. Desde la Conselleria de Educación señalaron que con las últimas convocatorias de plazas se ha reducido la tasa de interinos, que al principio de la legislatura era de las más altas de España, con el 37,14%, y tras las oposiciones de 2017, 2018, 2019 y 2020 ha bajado al 28% de media.