La terraza de un establecimiento de Sant Antoni. | Marcelo Sastre

2

Los buenos datos de ocupación hotelera conocidos recientemente en las Pitiusas se reflejan en sectores como el ocio, la náutica o la restauración. De hecho, distintas patronales reconocen que las cifras que manejan son perfectamente comparables a las de 2019.

El gerente de Ocio de Ibiza, José Luis Benítez, aseguró ayer que están «tremendamente contentos» al haber registrado un inicio de temporada «muy bueno» y sin ningún tipo de incidencia destacable.
«No se puede estar más contento porque adelantamos la temporada prácticamente tres semanas. El pasado abril ya fue el mejor abril de la historia en cuanto a datos turísticos y, por lo tanto, debemos estar contentos.

Sabemos que la pandemia no se ha acabado y, de hecho, nos ponemos nerviosos con las noticias que hablan de una nueva ola o de repuntes, aunque las cosas se están haciendo bien y la gente está siendo responsable», consideró el gerente.

Desde la patronal destacaron además que sus asociados están «encantados» y, por lo tanto, las previsiones son de lo más optimistas: «Normalmente, nuestra temporada empieza ahora, a final de junio, y aguantamos casi hasta finales de septiembre. Por lo tanto, lo mejor está por llegar, aunque hay que ser conscientes de que las cosas deben seguir haciéndose bien y la gente debe ser cuidadosa».

Ocio de Ibiza también mostró su confianza en que la temporada pueda alargarse y las empresas del sector sigan trabajando «igual de bien». «La isla está en el lugar que se merece», concluyó Benítez.

Restauración

Desde Pimeef Restauració, la presidenta Verónica Juan afirmó también que sus asociados están «contentos», aunque en algunos puntos de la isla «ha costado arrancar un poco más» de lo previsto. «Estamos capeando como se puede el tema del personal y de los suministros», indicó Juan.

La patronal también aprovechó para solicitar públicamente que se minimicen los perjuicios que las obras en Vila están provocando a muchos establecimientos de restauración. «Eso, sumado a la falta de aparcamiento, provoca que en los centros urbanos se esté sufriendo. Llegamos al pico de la temporada y esperemos que sea buena para todos», señaló la presidenta.

Otro colectivo, el de los taxistas, celebró también el arranque del periodo estival. El presidente de la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza, Alejandro Cardell, aseguró que, después de dos años, hay «bastante trabajo», aunque su principal dificultad ahora es encontrar personal, sobre todo para afrontar los meses de julio y agosto.

Para Roberto San Esteban, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas Vacacionales (AVAT), los datos registrados hasta el momento en su sector son comparables a los de 2019, año histórico para el turismo en Ibiza.

«Según venían las reservas el año pasado, ya preveíamos que iba a ser una buena temporada. Para julio, y hablando de las previsiones de nuestros asociados que pueden suponer el 60% de las viviendas turísticas, podemos hablar de una ocupación del 85 o 90%», indicó San Esteban.

Desde el sector de la náutica manifestaron también que, si no hay incidencias de última hora, la de 2022 será una buena temporada, aunque las reservas se han ido ralentizando poco a poco en las últimas semanas. Según detallaron, para julio y agosto los niveles de reservas son buenos, aunque de cara a septiembre y octubre, por el momento, no son las esperados, tal como reconoció la Asociación de Náutica de Ibiza y Formentera.