Calle Sant Cristòfol. | Marcelo Sastre

0

Ubicada casi en la entrada al centro de Ibiza se encuentra la calle Sant Cristòfol, una de las vías frecuentadas principalmente por residentes y por algún turista que haya decidido recorrer algo más que las principales avenidas del centro de Ibiza.

Sant Cristòfol abarca un total de 650 metros desde su comienzo en la intersección con la avenida de la Paz hasta que termina en otra de las avenidas más concurridas del centro: Ignasi Wallis.

Cercana al centro

Por su localización, podemos decir que es una de las calles más privilegiadas de la isla. «Es fantástico poder ir caminando a todas partes. Hasta el centro son escasos minutos andando», aseguró Gema, quien vive en la calle recientemente, a Periódico de Ibiza y Formentera. «Y si te apetece puedes ir hasta el Castillo o el Puerto que no está muy lejos», puntualizó. Sin duda, al igual que esta joven este es uno de los motivos por los que muchos deciden convertir la calle San Cristòfol en su lugar de residencia. Para otros, es su trabajo.

«Hace unos años rechazaría la idea de no vivir en una casa de campo pero por mi trabajo me es mucho más cómodo», explicó Victor, trabajador de la zona que se dirigía a su puesto de empleo. «Aunque admito que esta es una de las calles más tranquilas dentro del bullicio», puntualizó. Y no le falta razón a Víctor. Uno de los atractivos para muchos de sus residentes es que no hay tanta afluencia de gente, y especialmente de tráfico.

«Encontrar de todo»

Otro de los motivos es que en esta vía se encuentra repleta de negocios de todo tipo, aunque es cierto que, como en casi todos los sitios de la isla, predominan los bares y restaurantes. «Llevo viviendo aquí más de 10 años y en esta calle, o al menos en esta zona, encuentro todo lo que necesito», explicó Laura, vecina de la zona.

Además, cuenta con un colegio ubicado en la misma vía: Sa Colomina. Para Juan y Andrea, esto fue uno de los factores para seguir manteniendo su piso en esa calle. «Antes vivíamos más a las afueras y decidimos mudarnos al centro por los niños», explicó la pareja que paseabapor calle San Cristòfol.

Respecto al tema del aparcamiento, una de las grandes odiseas de Ibiza especialmente si nos referimos al centro, Sant Cristòfol cuenta tanto con parking de zona blanca y de zona azul. Una ventaja sin duda para los residentes de la zona. «Es difícil encontrar aparcamiento como en todo el centro», señala un vecino. Por tanto, se puede decir que esta céntrica calle de Ibiza es una muy buena opción tanto para vivir todo el año como para visitar la isla unos días.