A la izquierda, Merche Chapí y, a la derecha, Antonia Ramon tras la entrega de la máxima distinción. | Daniel Espinosa

1

La ciudad de Ibiza ha entregado este viernes, en su día grande, las Medallas de Oro Ciutat d’Eivissa a directora y profesora de teatro Merche Chapí y la Plataforma Sociosanitaria. «Ellos han hecho de Ibiza una ciudad mejor», afirmó el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, en su discurso respecto a los galardonados.

Un momento de la entrega de medallas de este viernes. Fotos: Daniel Espinosa.

Ruiz dedicó unas palabras de reconocimiento a los galardonados y el alcalde quiso repasar la trayectoria de Merche Chapí «en el año en el que se cumplen 55 años desde que empezó a dirigir teatro». Además de sus dotes como «directora, actriz, querida, referente, pionera, feminista y comprometida con la igualdad», Ruiz subrayó el «ejemplo, también como ibicenca, demostrando que hace falta nacer en Ibiza para serlo».

Merche Chapí, por su parte, aprovechó su discurso para agradecer a todos quienes la han acompañado durante todo este tiempo para, acto seguido anunciar que su retirada del mundo del teatro. «Entré en los 80 con fuerza, pero los últimos dos años he perdido la fuerza y lo he perdido todo», declaró emocionada para rematar con un «no doy para más».

Respecto a la Plataforma Sociosanitaria, el primer edil de Ibiza aprovechó para agradecer la labor imprescindible que vienen desarrollando con personas con enfermedades crónicas y degenerativas, en situación de riesgo social y con otras necesidades especiales desde hace 20 años. «Una plataforma que hace décadas que trabaja para construir y ser una ciudad más justa e igualitaria», declaró el alcalde en un discurso en el que también reconoció que «la isla continúa con falta de servicios para los más vulnerables».

La presidenta de la Plataforma sociosanitaria, Antonia Ramon, fue la encargada de recoger la medalla en nombre de la entidad. Ramon quiso dedicar la medalla, tanto a los voluntarios y profesionales, «que hacen un trabajo silencioso y constante a diario», así como a los usuarios, «que nos enseñan algo nuevo cada día», y a sus familias, «que hacen un gran trabajo, muchas veces en un segundo plano». «La sede de la calle Madrid es más que un local, es una puerta abierta a todo aquel que lo necesita», declaró la presidenta de la Plataforma en su discurso.