Bomberos de Ibiza en una de las actuaciones debido a la borrasca Denise. | Daniel Espinosa

Rachas de viento de 90 km/h que han causado numerosos daños tierra adentro y un temporal que este martes mantiene cerrado el puerto de La Savina y que obligó a suspender los trayectos por mar previstos entre Ibiza y Denia. Son algunos de los efectos y huella de daños que está dejando el paso de la borrasca 'Denise' por las Pitiusas.

Uno de los árboles caídos en ibiza. Foto: Daniel Espinosa.

El viento empezó a azotar con fuerza a partir de las 21.00 horas del lunes y las rachas de aire comenzaron a causar estragos durante la madrugada en puntos de Sant Josep, Sant Antoni y Vila.

Los bomberos han encadenado varios servicios para retirar y talar árboles que obstaculizaban carreteras secundarias y caminos en diferentes puntos de la isla. Zonas como Cala de Bou y Port des Torrent acumularon un gran número de incidencias con árboles arrancados de raíz, ramas cortadas o estructuras presentes en jardines que salieron literalmente por los aires.

La decena de servicios realizados por los bomberos de madrugada tuvieron continuidad a lo largo de la mañana con la presencia de más árboles dañados o vallas publicitarias sueltas.

Las fuertes rachas de viento también dejaron su huella en la estructura del auditori de Caló de s'Oli, en Sant Josep. El viento desprendió dos planchas del edificio.

Y problemas también en las instalaciones del aeropuerto de es Codolar, zona donde se registraron las rachas de viento más potentes, ráfagas de hasta 90 km/h que tumbaron una valla del recinto.

Noticias relacionadas

Las rachas de viento también han causado daños en el mobiliario urbano.