Vehículos de la Guardia Civil en el escenario de los hechos la noche del sábado.

Imputado por una grave irregularidad y temeridad al volante. La Guardia Civil de Tráfico investiga como presunto autor de un delito de lesiones por imprudencia a un conductor que la noche del sábado atropelló a un menor que resultó herido cuando cruzaba un paso de peatones regulado por un semáforo.
Según confirmaron ayer fuentes de la investigación a Periódico de Ibiza y Formentera, el conductor, español de 39 años, fue denunciado en el escenario del suceso tras dar positivo en el test de alcoholemia.

El atropello ocurrió en torno a las 21.00 horas a la altura del paso de peatones que atraviesa la EI-600, la carretera de Sant Antoni, a la altura de Can Guillemó.

Tras ser alertados del arrollamiento, hasta el lugar se movilizaron varias unidades de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sant Antoni, así como una ambulancia que evacuó al chico de 16 años que presentaba lesiones en la clavícula y un traumatismo craneoencefálico.

Noticias relacionadas

Los daños en la carrocería del Renault Laguna mostraban la violencia del impacto. La investigación de la Unidad de Atestados apunta a que el conductor se saltó el disco en rojo.