Natalia ha relatado a sus seguidores los duros momentos que ha pasado durante el vuelo.

13

Natalia ha compartido este sábado a través de sus historias de Instagram cómo ha sido su complicado regreso a Madrid tras asistir a la boda de su amiga Chenoa con Miguel Sánchez Encinas en Mallorca. La que fuera concursante de Operación Triunfo ha tenido un trayecto accidentado, tal y como ha detallado. «Estoy en un avión de Ryanair, hemos tenido un aterrizaje de emergencia cuando íbamos a tocar tierra, ya tocando tierra, hemos tenido que despegar otra vez. Luego hemos vuelto a aterrizar, ha sido un aterrizaje horrible», ha indicado visiblemente nerviosa.

«No nos dicen qué está pasando, tenemos a la Guardia Civil aquí, tenemos ambulancias, tenemos policías, todo el mundo se está quejando, nadie dice nada. Los azafatos no dicen nada, los pilotos no hablan español y esto es lo que está pasando. En medio de la pista, no dicen nada. Estamos parados en la pista, una mierda, no tienen ni idea», ha denunciado en sus redes. Y es que la artista lo ha pasado muy mal ya que, además, tiene miedo a volar.

«Perdonad mi voz y mi cara pero es que me he 'jartao' de llorar, o sea, que me da mucho miedo y lo he pasado fatal. Pero bueno ya estamos aquí, ya hemos parado, nos han quitado de la pista. Por lo visto ha pasado algo en el tren de aterrizaje, no sé qué ha pasado. Pero imaginaros cuando estás en tierra en Madrid vuelve a despegar, unas turbulencias... Y cuando aterrizamos se queda parado en medio de la pista. Horrible, de verdad, pero bueno estamos bien», ha continuado.

Y por si esto no fuese suficiente, también han tenido problemas en Madrid: «Llevamos un buen rato en el avión, nos van a poner la escalera y ahora la escalera se ha estropeado». Una hora después ha vuelto a compartir una historia, mucho más tranquila, con la maleta por el aeropuerto: «Pues ya estamos en tierra por fin, esto se ha retrasado cinco horas». Natalia ha pasado dos días en Mallorca junto a sus compañeros de edición Gisela, Geno y Alejandro Parreño: los cuatro aprovecharon las horas previas a la boda de su amiga para descansar y disfrutar del buen tiempo. En sus redes sociales se les pudo en la playa y cenando en el Paseo Marítimo de Palma.